Escuelas Católicas se concentrará el día 22 en Valencia contra los recortes que está llevando a cabo el Gobierno valenciano

DSC_0114
image-374710
Escuelas Católicas ha convocado para el próximo 22 de mayo en la Plaza de la  Virgen de Valencia a las 12:00 horas. Más de 200 titulares de centros concertados y asociaciones de padres y madres asistieron a la convocatoria en la que se abordaron aspectos organizativos que son importantes de cara a la celebración del evento.

Durante el encuentro, la Presidenta de Escuelas Católicas, Vicenta Rodríguez calificó de “otoño gris” la época que está pasando la concertada con los recortes que está llevando a cabo el Gobierno valenciano. Lamentó que “la demanda social de la población valenciana no cuenta para el conseller” y que “para ellos lo mejor es potenciar una escuela laica y única”, por lo que Rodríguez se preguntaba si acaso eso es libertad, igualdad y si se está cumpliendo con el derecho a la libertad de educación.

Los asistentes a la reunión apelaron a la “solidaridad” de todos los centros y de las familias por aquellos colegios que se han visto afectados por los recortes.  Escuelas Católicas ve “difícil” hacer una previsión de los asistentes a la concentración pero sí esperan llenar la plaza en una concentración convocada de forma pacífica y en la que, recalcan, “no están en contra de la educación pública”. “Somos complementarios y así queremos que siga siendo”, explican desde la organización.

El evento aglutinará a toda la escuela privada concertada de la Comunidad Valenciana y a ella están llamadas las familias, profesores, directores de centros y contará con el respaldo de los sindicatos FSIE y USO. La concentración pretende ser el acto central de las protestas que la escuela concertada está llevando a cabo por todo el territorio valenciano tras las realizadas en Alcoy, Alicante o Benicarló.

El Gobierno acusa a Marzà de atacar a las escuelas concertadas

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, acusó ayer al Consell de ejercer un «ataque» contra la educación concertada, cuyos representantes han cifrado en 18 el número de unidades que suprime el arreglo escolar.

Moragues, que se reunió con representantes de la Mesa por la Educación en Libertad, expresó el apoyo del Gobierno a la educación concertada y el rechazo a la supresión de plazas en estos centros, a partir de «un principio básico que es la libertad de elegir colegio». Criticó al Consell por «presumir de diálogo y luego carecer de él», y le acusó de «sesgo ideológico» en su política educativa y de «voluntad de imposición» de una decisión que corresponde a las familias.

El Gobierno, por su parte, tiene «una actitud de diálogo y de escuchar las peticiones» de la Mesa por la Educación en Libertad y se posiciona al lado de la educación concertada y de la convivencia entre colegios públicos y concertados, y en contra de la desaparición del distrito único, manifestó Moragues.

Expuso además el apoyo del Gobierno a la manifestación de mañana en Valencia convocada por Escuelas Católicas, así como su apoyo personal. «Me sumo como delegado y como padre», indicó.

Por su parte, la presidenta de Escuelas Católicas, Vicenta Rodríguez, explicó que actualmente la supresión afecta a 18 unidades, desde las 46 aulas iniciales que iban a eliminarse, que luego pasaron a ser 30.

Señaló algunos «casos sangrantes» como el del colegio San José, de la Hijas de la Caridad, en el barrio de Las Carolinas de Alicante, que ha sido mantenido por las religiosas durante este curso al haberse rechazado en 2015 la concertación, que ha sido nuevamente negada para el siguiente curso.

La supresión de las aulas afectaba, según las unidades iniciales, a unos 50 trabajadores, si bien habrá que evaluar con las nuevas condiciones a cuántos profesores afecta, a los que se suma el empleo de «las extraescolares, los comedores, las prendas deportivas o el material escolar, muchas personas que viven relacionadas con el colegio».

Por otro lado, el conseller de Educación, Vicent Marzà, aseguró que se han dicho «muchas falsedades» respecto a la actuación de la Generalitat con las escuelas concertadas y privadas y criticó al PP por «usar el miedo» al apoyar la concentración del próximo domingo con «interés partidista» y electoral.

Calificó las declaraciones de Moragues de «precampaña electoral», porque «han utilizado las instituciones para hacer campaña y nosotros no lo vamos a hacer».

Recordó que la Generalitat ha tenido en cuenta las alegaciones de los centros concertados y privados para mantener abiertas las máximas aulas posibles en estos tiempos.

«Aquellas que han demostrado que podía continuar la unidad educativa, han continuado, y por tanto no ha sido ningún tipo de ataque».

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.