Errejón admite que no comparte la decisión de Iglesias de cesar a Pascual como secretario de Organización

Agencias El portavoz en el Congreso de Podemos y ‘número dos’ del partido, Iñigo Errejón, ha admitido este martes que no comparte la decisión de Pablo Iglesias de cesar al secretario de Organización Sergio Pascual aunque al mismo tiempo ha reconocido que entra dentro de las competencias del secretario general y ha reconocido “tensiones organizativas” en el seno del partido que habrá que solucionar “con más discusión”.

“Es obvio que no lo comparto, no comparto todas las decisiones de mi secretario general y sigue siendo mi secretario general y seguimos trabajando juntos”, ha señalado Errejón, quien ha hecho estas declaraciones tras la Junta de Portavoces del Congreso que iba a forzar  la comparecencia del presidente del Gobierno en funciones quien finalmente comparecerá a petición propia, para informar del último Consejo Europeo sobre la crisis de refugiados.

Errejón ha estado ‘desaparecido’ de la escena política en las últimas dos semanas, después de que Pablo Iglesias cesara al secretario de Organización del partido, Sergio Pascual, considerado afín y mano derecha de Errejón, para nombrar en su lugar a Pablo Echenique como nuevo responsable.

“Quedan discusiones pendientes”

El número dos de Podemos ha revelado que cuando Iglesias le comunicó la destitución de Pascual, él le expresó su desacuerdo y le trasladó el “respeto y admiración” que siente por el anterior Secretario de Organización de Podemos.

A propuesta de Iglesias podría ser relevado en el cargo el próximo sábado por Pablo Echenique, una propuesta de “consenso”, según Errejón, que “desmadrileñiza” la organización y puede “oxigenar” el partido.

En relación a la situación de Podemos tras el cese de el número dos de Podemos ha reconocido que “quedan discusiones pendientes políticas y organizativas” y ha defendido que tras la investidura, se lleve a cabo la “construcción de un movimiento popular más imbricado en el territorio”, lo que ha denominado como un “desarrollo federal o federalizante”.

Estas dos últimas semanas “no han sido sencillas“, ha dicho, pero han servido para “una elevación de miras” y para “una maduración de la organización del partido”.

Esas “tensiones” en el seno del partido, según Errejón, son el resultado de que “ningún modelo organizativo sirve para todo” y no tienen “nombre propio” y tendrán que solucionarse “con más análisis y con más acuerdo”, ha añadido después.

“Buena sintonía” para “explorar” un “gobierno de cambio”

El portavoz de Podemos en el Congreso ha insistido en que tras la investidura se “redoblen” los esfuerzos para “mantener la discusión en el terreno político“. “Tenemos que ser capaces de politizar discutir y densificar esa discusión”, ha agregado.

En relación a la reunión que este miércoles van a mantener el líder de Podemos y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, Errejón ha preferido “no adelantar acontecimientos” pero “en principio” ha percibido “una buena sintonía de explorar hasta el final la única alternativa que puede dar un gobierno de cambio”.

“Es muy pronto para manifestar optimismo pero en las conversaciones previas hemos percibibo una voluntad sincera de caminar ese camino”, ha agregado después.

En otro orden de cosas, tras la Junta de Portavoces Errejón ha denunciado “el veto” del PP a debatir en el pleno de la semana que viene dos propuestas para crear dos comisiones de investigación, una sobre el accidente de tren de Santiago y otra sobre el voto rogado, porque “en los momentos de más emigración muchos españoles no han podido ejercer su derecho a voto”, ha señalado.


Leave a Reply

Your email address will not be published.