¿Era esta la regeneración del PP?

contellesysuequipoJavier García, Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración Pública

Empiezo a preocuparme de verdad. Aunque quiero pensar que las noticias aparecidas en prensa pueden resultar alarmistas y que la realidad va en una vía paralela, mucho más ajustada, la repetición constante de la posibilidad de constituir una gestora que dirija el Partido Popular en la provincia de Valencia me asusta más por momentos.

Sigo pensando que no hay motivos ni necesidad para tener que arbitrar soluciones tan drásticas como apartar a un presidente de su cargo sin haber cometido más pecados que el de tener aspirantes a ese mismo puesto pero, además, considero que una gestora como alternativa a un congreso (aunque este pudiese ser “a cara de perro”) no resuelve los problemas internos, sino que los demora en el tiempo y, con esto, los agrava.

Tenemos un ejemplo claro, y no es el único, en la ciudad de Valencia, donde la creación de una gestora no sirvió, ni de lejos, para unificar al Partido ni, mucho menos, para relanzar sus expectativas electorales a nivel municipal. Y eso que, en este caso, se daban unas circunstancias que, aunque a algunos puedan parecernos desmesuradas, podrían justificar la necesidad de adoptar esta decisión. ¿Cuál es el motivo para tomar esta misma medida en la dirección provincial? ¿Las alucinaciones de algunos con la imputación de Vicente Betoret, que nunca llegaron a producirse?

Una gestora solo conseguiría retrasar la solución de la dirección del Partido Popular provincial durante un tiempo ¿Cuánto? Supongo que quedaría en manos de esa misma gestora decidir la fecha de celebración del Congreso pendiente, pero no debemos olvidar que hemos pasado ya el ecuador de la legislatura y que, en algo menos de dos años, tenemos que enfrentarnos a un proceso electoral en el cual nos habíamos propuesto, como objetivo común, recuperar la presidencia de la Generalitat. Demorar el Congreso provincial durante un tiempo solo haría que acercar la confrontación interna al proceso electoral reduciendo, y mucho, las posibilidades de alcanzar ese pretendido resultado. ¿Y cómo iba a justificar Bonig una nueva derrota electoral en la Comunitat Valenciana? ¿Aludiendo al liderazgo de Ximo Puig?

Con la petición a Madrid de la constitución de la gestora provincial, Bonig solo demuestra que empieza a sentirse incapaz de controlar un Partido al que lleva dirigiendo solo tres meses. Desde el principio, mostró su intención de unificar al Partido a golpe de decisión personal y el Partido Popular en la provincia de Valencia ha resultado ser mucho más democrático de lo que ella y su compañeros de aventura, Contelles y Santamaría, habían llegado a pensar.

Recurrir a Madrid, y decidir apartar a Betoret de la presidencia, sin la celebración del correspondiente Congreso, solo mostrará la debilidad de la dirección regional en nuestra provincia. Espero que no caigan en el error de pensar que una gestora impuesta va a conseguir la unidad (mejor dicho, unanimidad) que ella busca en su trayectoria en la Presidencia del Partido en la Comunitat Valenciana. Ni servirá como solución provisional ni mejorará, más bien todo lo contrario, las expectativas de un Partido que no merece lo que le están haciendo.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.