Encontraron un altar azteca con decenas de cráneos

Arqueólogos descubrieron un tzompantli de 34 metros de largo en el centro histórico de México DF. Estiman que fue erigido entre 1486 y 1502 y que los restos son de enemigos decapitados en diferentes ceremonias

EFE
image-213964

EFE

 

Un tzompantli, un altar azteca en forma de plataforma con decenas de cráneos alineados, supuestamente de personas decapitadas en ceremonias, fue descubierto por arqueólogos en el centro histórico de México DF donde se erigía la Gran Tenochtitlán, informaron este jueves investigadores.

“Pensamos que es el tzompantli mayor de la Gran Tenochtitlán. Ahí iban a parar los cráneos de decapitados de diferentes ceremonias, posiblemente también sean cráneos de enemigos capturados”, dijo en rueda de prensa Eduardo Matos, investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Este descubrimiento se realizó en el marco de las excavaciones que realizan expertos del INAH en el centro histórico de la capital mexicana, donde los aztecas fundaron la Gran Tenochtitlán.0013210148

El tzompantli, según el equipo de investigadores, se ubicaba en la zona del Templo Mayor, la gran pirámide que dominaba la sede del imperio y sobre la cual los conquistadores españoles construyeron la Catedral Metropolitana.

“Es una plataforma de poca altura. Hemos visto 35 cráneos pero hay muchos más, creemos que deben ser decenas de cráneos asociados a este espacio. Muchos presentan orificios en los parietales“, dijo Raúl Barrera, supervisor del programa de arqueología urbana del INAH.

Los investigadores, que continuarán cuidadosamente los trabajos de excavación, estiman que la plataforma mide unos 34 metros de largo y unos 12 metros de ancho y que por sus características debió ser erigida en la etapa 6 de la Gran Tenochtitlán, que comprende de 1486 a 1502 de nuestra era.

Se presume que las decapitaciones que dieron pie a este suerte de ofrenda están ligadas con el antiguo juego de pelota, en el que se les cortaba la cabeza a jugadores tras el partido, y con otras ceremonias de carácter sagrado.

“Pero también era una prueba de poder. Se dice que el Huey Tlatoani (gobernante) cuando asumía invitaba a sus enemigos y exhibía los cráneos como una especie de advertencia“, explicó Matos.

En los estudios se ha encontrado que los cráneos pertenecen principalmente a adultos jóvenes de sexo masculino, aunque también hay algunos que corresponden a mujeres y niños.

Los investigadores explicaron que este descubrimiento se corresponde con las fuentes históricas de los conquistadores españoles, como Hernán Cortés y Bernardo Díaz del Castillo, que en sus relatos dan cuenta de que este tzompantli estaba en la zona del Templo Mayor.

Se estima que los aztecas fundaron la Gran Tenochtitlán en el 1325 para desarrollar un imperio que dominaba a los pueblos vecinos, pero para 1521, a causa de la conquista española, se vio condenado a desaparecer.


Leave a Reply

Your email address will not be published.