Elena Cebrián: ‘Si las tortugas liberadas hoy vuelven para nidificar, será un buen indicativo de la salud del mar Mediterráneo’

tortuga

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha afirmado que “si las tortugas liberadas hoy vuelven para nidificar, será un buen indicativo de la salud del mar Mediterráneo”.

Elena Cabrián ha realizado estas declaraciones durante el acto de liberación de 25 ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta), junto al alcalde de Elche, Carlos González y el Secretario Autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro. Coorganizado por la conselleria, el ayuntamiento de Elche, la ONG Xaloc, el Oceanográfico, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad de Valencia y la Universidad Politécnica de Valencia, y que ha contado con la presencia de multitud de niños, padres y familiares en la playa del Carabassí (Elche).

A este respecto, la consellera ha indicado que “la nidificación de tortugas en el litoral de la Comunitat Valenciana es excepcional y hemos de hacer lo posible para que resulte más frecuente, esperamos que vuelvan a nidificar”. Ademas, ha añadido que “los humanos también dependemos de la salud del mar Mediterráneo como ecosistema, un mar saludable es riqueza y es vida”.

Además, ha añadido Elena Cebrián, “con la suelta de estas 25 tortugas juveniles se pretende sensibilizar a la sociedad sobre este grave problema al que se enfrentan actualmente las tortugas marinas y que contribuya a la conservación de la vida en el mar”.

Los ejemplares de tortuga que han sido puestos en libertad hoy son los primeros ejemplares del nido localizado en junio de 2014 en la playa de San Juan de Alicante, que han sido cuidados y alimentados durante su primer año de vida en el Área de Recuperación y Conservación de Animales del Mar del Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Para una mejor supervivencia de las tortugas, personal técnico de la Red de Varamientos, compuesto por la Universidad de Valencia, la conselleria de Agricultura y el Oceanogràfic, decidió que se trasladaran a Valencia.

Con la intención de preservar los huevos de la manera más natural posible, la mayoría fueron enterrados en un nuevo nido excavado en la playa de La Punta (El Perrellonet). Esta es la única playa reserva natural protegida de toda la Comunidad Valenciana, donde no tiene acceso el público.

El departamento de investigación del Oceanogràfic ha cuidado en una incubadora 40 de los huevos con el fin de asegurar su eclosión y propiciar el máximo número de hembras posible que vinieran a desovar a su vez a nuestras costas en el futuro. Se ha comprobado que la temperatura en ciertas fases del desarrollo embrionario de estos reptiles, condiciona el sexo del futuro individuo. El resultado final fue de 36 huevos, lo que significó un 90% de éxito de nacimientos.

Las tortugas recién nacidas en el nido de playa y en la incubadora eran muy vulnerables en aquel momento y hubieran sido presa fácil de los depredadores naturales. Se estima que en el primer año de vida, perecen el 90% de los individuos nacidos de un nido. Por este motivo se decidió llevarlas al mar cuando tuvieran un tamaño mayor, aumentando así considerablemente su esperanza de vida.

A esta estrategia de conservación animal se le conoce como “headstarting” y es la primera vez que se llevaba a cabo en España con una puesta procedente la costa Mediterránea.

La tortuga boba es una especie amenazada, catalogada como “en peligro” por la Lista Roja de la UICN, y necesita de la protección por parte del ser humano para asegurar su supervivencia como especie.

Las basuras que llegan al mar, sobre todo los plásticos que ingieren por error al confundirlos con las medusas de las que se alimentan, constituyen una de las múltiples amenazas en su vida adulta.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.