Elena Cebrián denuncia el silencio del Gobierno a la demanda del Consell para aprovechar al máximo la capacidad de las desaladoras

Elena Cebrián visitó el Parque Inundable la Marjal.
image-388838
La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha denunciado el silencio del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a la demanda del Consell para aprovechar al máximo la capacidad de las desaladoras construidas en la Comunitat Valenciana.

En respuesta a una interpelación efectuada por el grupo parlamentario de Ciudadanos en les Corts Valencianes, Elena Cebrián ha explicado que, en nombre del Consell, ha exigido al ministerio por escrito, en dos ocasiones, un mayor aprovechamiento del potencial de desalación de las plantas instaladas en la Comunitat Valenciana, que ni siquiera en 2015, un año excepcional, alcanzaron el 20% del agua desalinizada que en teoría podrían producir. “Ójala alcanzáramos al menos el 40%”, ha aventurado.

La consellera ha reclamado al Gobierno que finalicen las inversiones previstas y las conducciones necesarias para la entrada en pleno funcionamiento de las instalaciones, así como que se realicen las pruebas de funcionamiento de las plantas ya terminadas. “El binomio energías renovables-agua es el presente y el futuro y el que no lo entienda dejará pasar una oportunidad que dificilmente se podrá revertir”, ha asegurado.

Ante un horizonte de escasez marcado por el cambio climático, Cebrián ha solicitado también del Ejecutivo central que trabaje sobre todas las opciones de eficiencia energética, de optimización y aumento de los caudales que permitan por un lado, abaratar el agua destinada a la agricultura, y por otro lado, avanzar hacia formas de producción sostenibles y de una economía baja en carbono como marca la estrategia Europea 2020.

Sobre el caso concreto de la planta de Torrevieja y las necesidades hídricas de su entorno, Elena Cebrián ha destacado que el pasado febrero la conselleria pidió al ministerio que realizara todos los trámites técnicos y administrativos necesarios para que la planta pudiera rendir al máximo, debido a que actualmente funciona muy por debajo de su capacidad.

Por tanto, ha continuado, si el Estado impulsara mínimamente el funcionamiento de Torrevieja, conseguiríamos un gran margen de utilización para paliar el déficit que pueda producirse en Alicante.

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha resaltado que para la política hídrica del Consell, el agua de trasvase y la procedente de desaladoras son recursos complementarios que hay que aprovechar con la máxima eficiencia.

Asimismo, ha pedido al Gobierno que salga de las urnas tras el próximo 26 de junio que trabaje seria y serenamente en la resolución de los problemas hídricos de la Comunitat Valenciana, con criterios técnicos y visión integral, con fundamento científico, “porque tenemos recursos suficientes para garantizar las necesidades hídricas, si los gestionamos bien, en un marco de participación, diálogo y colaboración interinstitucional”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.