El yihadista detenido en Valencia había creado un complejo entramado virtual

 

A través de una extensa red de perfiles en redes sociales, elaboraba y difundía mensajes de justificación y enaltecimiento de la yihad, incitación a la violencia y al martirio terrorista, así como de menosprecio y humillación a las víctimas

 Tras una fase inicial, sus seguidores eran puestos a prueba mediante fórmulas retóricas que pondrían de manifiesto sus posicionamientos morales y su predisposición a aceptar un compromiso total de colaboración con DAESHEl proceso de

captación culminaba en plataformas de comunicación más reservadas con un único objetivo: la total integración de sus discípulos en la estructura de la organización terrorista

Agentes de la Brigada Provincial de Información de Valencia, con el apoyo de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, han detenido a una persona de nacionalidad marroquí y residente en Valencia, responsable de la creación de una extensa red de perfiles en redes sociales cuyo objetivo final era la captación, radicalización y adoctrinamiento  de sus seguidores. Los contenidos del complejo entramado virtual, creado por el arrestado, pretendían ensalzar, justificar y difundir las actividades de DAESH, incitando en última instancia a la colaboración terrorista.

El detenido se comunicaba con un gran número de combatientes en las filas de DAESH operativos en la zona de conflicto sirio-iraquí, incluyendo miembros destacados, y manifestó en diversas ocasiones su deseo de integrarse como combatiente en las filas de dicha organización terrorista.

Había asumido, como parte del engranaje orgánico de DAESH, las tareas de propaganda, elaboración y difusión de mensajes antisemitas, de incitación al odio, de justificación y enaltecimiento de la yihad, así como incitación a la violencia y al martirio terrorista, incluyendo contenido de menosprecio y  humillación a las víctimas de sus atentados terroristas.

 

Para lograr estos objetivos, adoctrinaba a sus interlocutores cibernautas para la aceptación plena de los postulados yihadistas, instruyéndoles en el ideario difundido por DAESH, en el que se justifica y alienta el empleo de la violencia y la subversión.

Una vez superado este estadio, sus seguidores eran puestos a prueba mediante fórmulas retóricas que pondrían de manifiesto sus posicionamientos morales y su predisposición a aceptar un compromiso total de colaboración con la organización terrorista.

La última fase se desarrollaba en plataformas de comunicación más reservadas, donde el detenido culminaba el proceso de captación con un único objetivo: la total integración de sus discípulos en la estructura de la organización terrorista DAESH.

El operativo policial se ha desarrollado bajo la dirección y supervisión del titular del Juzgado Central de Instrucción número cuatro y ha sido coordinado por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Esta operación policial pone de manifiesto, una vez más, el compromiso de la Comisaría General de Información en la lucha de cualquier tipo de radicalización, antesala de la comisión de actos violentos, poniendo para ello todos los medios disponibles, con el fin de preservar los valores democráticos y constitucionales frente a la barbarie terrorista.

 

La operación continúa abierta.


Leave a Reply

Your email address will not be published.