El Villarreal empató ante el líder Barça en un duelo marcado por las decisiones arbitrales

7d57292db66657e78faa301e92b774e2_L
image-343301
El Villarreal igualó ante el líder de LaLiga, el FC Barcelona, en un emocionante encuentro que estuvo marcado, inevitablemente, por las decisiones arbitrales del colegiado murciano Sánchez Martínez, que debió expulsar a Piqué en el primer acto y señaló como penalti una inexistente falta de Asenjo sobre Neymar que el brasileño materializó en el segundo gol azulgrana. En la segunda mitad, los amarillos hicieron justicia con los goles de Bakambu y Mathieu (en propia puerta).

El Submarino empezó eléctrico. No había transcurrido ni un minuto de juego y los amarillos ya habían estrellado la pelota en el palo de Bravo. Fue en una jugada por banda izquierda de Bakambu, que dejó sentado a Piqué y centró para que entre Trigueros y Arda enviaran el esférico a la madera. Auténtica mala suerte.

En el minuto 6, de nuevo estuvo a punto de llegar el primer gol para el Villarreal. Bakambu realizó un espectacular control orientado e intentó superar a Bravo por alto, pero el guardameta culé le adivinó la intención. Del posible 1-0 se pasó al 0-1, que llegó en el minuto 19. Messi colgó una falta y tras un rechace fue Rakitic el que anotó con la zurda entre un mar de piernas amarillas.

Poco después empezaron a llegar las jugadas polémicas. En la primera de ellas, el colegiado murciano Sánchez Martínez le perdonó la expulsión a Piqué, que tocó el balón claramente con la mano cuando ya había sido amonestado. El árbitro no lo vio y por tanto el ‘3’ del Barça no vio la segunda amarilla.

El Villarreal siguió a lo suyo, rozando de nuevo el gol en una gran jugada por banda derecha que acabó con un disparo demasiado flojo de Trigueros desde la frontal.

En el minuto 40 llegó una nueva jugada polémica, también en contra de los intereses amarillos. Sánchez Martínez señaló como penalti una jugada en la que Sergio Asenjo le arrebató claramente el balón a Neymar dentro del área. El Madrigal era un clamor. Increíble. El brasileño se encargó de materializar la pena máxima.

El Villarreal no se rindió y salió tras el descanso dispuesto a darle la vuelta al marcador. Enrabietado, el Submarino recortó distancias en el minuto 56. Bakambu aprovechó un rechace de Bravo a tiro de Denis Suárez y marcó a puerta vacía. Las espadas seguían en todo lo alto.

El equipo de Marcelino empató poco después. Mathieu se introdujo el balón en su propia portería tras un saque de esquina ejecutado desde la banda derecha del ataque amarillo (2-2, m. 62).

La emoción inundaba cada rincón de un abarrotado El Madrigal. El Villarreal, más entonado que el líder de LaLiga, buscaba un tercer gol que le diera un triunfo inolvidable, mientras el Barça también creaba peligro ante un inmenso Asenjo. Un punto logrado con el alma, el corazón y el empuje de la grada. Partidazo. Orgullo amarillo.

Ficha técnica:

Villarreal CF: Asenjo; Mario, Bailly, Víctor Ruiz, Rukavina; Denis Suárez (Pina, m. 73), Trigueros, Bruno, Samu Castillejo; Bakambu (Adrián, m. 70) y Soldado (Leo Baptistao, m. 82).

FC Barcelona: Bravo; Sergi Roberto, Mascherano, Piqué (Mathieu, m. 54), Jordi Alba; Rakitic, Sergio Busquets, Arda Turan (Dani Alves, m. 56); Messi, Suárez y Neymar.

Goles: 0-1. Min. 19: Rakitic. 0-2. Min. 40: Neymar, de penalti. 1-2. Min. 56: Bakambu. 2-2. Min. 62: Mathieu, en propia puerta.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Asenjo, Víctor Ruiz, Soldado, Bruno, Rukavina, Pina, Mario y Trigueros; así como a los visitantes Piqué, Arda Turan, Jordi Alba y Mascherano.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga BBVA disputado en el estadio El Madrigal ante la presencia de 24.398 espectadores. Se guardó un respetuoso minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de un grave accidente de tráfico en Tarragona y de la madre del entrenador de porteros del Villarreal CF, Jesús Unanua.


Leave a Reply

Your email address will not be published.