El TSJC condena al exdiputado de CiU Xavier Crespo a 9 años y medio de inhabilitación por soborno y prevaricación

AGENCIAS El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a 9 años y medio de inhabilitación para ejercer cargo público y a 450.000 euros de multa al exdiputado de CiU Xavier Crespo por aceptar regalos de un presunto mafioso ruso a cambio de favorecer sus intereses urbanísticos cuando era alcalde de Lloret de Mar (Girona).

En la sentencia del caso Clotilde, notificada este viernes a las partes, el alto tribunal catalán condena por los delitos de cohecho y prevaricación a Crespo, para quien la fiscalía solicitaba dos años y medio de cárcel y 17 de inhabilitación.

El tribunal también condena al exconcejal de Urbanismo de Lloret de Mar Josep Valls a ocho años y medio de inhabilitación y a una multa de 300.000 euros, mientras que al empresario y presunto mafioso Andrei Petrov le impone 7 años de inhabilitación y 450.000 euros de multa.

Facilidades a una empresa rusa a cambio de regalos

El tribunal concluye que Crespo y Valls concedieron facilidades a la empresa de Petrov, Development Diagnostic Company (DDC), para la construcción del complejo ‘Plaça del Braus’ –que nunca llegó a construirse– a cambio de “cantidades relevantes” para el patrocinio de los clubes de hockey y fútbol de la localidad durante cuatro años, además de varios regalos personales.

El empresario, tras el acuerdo con el alcalde, decidió patrocinar a ambos clubes: 90.000 euros por temporada para los dos equipos, en concreto 60.000 euros para el club de hockey y 30.000 para el de fútbol.

Además, con el fin de tratar bien al alcalde y conseguir facilidades, Petrov invitó a Crespo, a su mujer y a uno de sus hijos a viajar a Rusia un fin de semana del 15 al 17 de febrero en febrero de 2008; la invitación se hizo extensiva a la arquitecta Pilar Gimeno, a su esposo y a su hijo.

Los billetes que Petrov compró a la familia Crespo costaron 3.235 euros y durante su estancia fueron invitados a alojarse en un hotel y a las comidas y las cenas de esos días, con lo que el coste total ascendió a unos 5.000 euros; Crespo no informó a los miembros de la corporación de su viaje, ni de las entrevistas que había tenido ni de su finalidad.

El 10 de septiembre de 2010 Petrov regaló a Crespo “en atención a su condición de alcalde” un reloj de 2.200 euros, que este aceptó; ahora el TSJC obliga también al entonces alcalde a devolver este obsequio y abonar 3.235 euros de los billetes a Rusia.

Bonificación de la cuota tributaria

El trato de favor a la empresa se tradujo en que en un pleno municipal se aprobó una propuesta de bonificación del 50% de la cuota tributaria del impuesto sobre construcciones pese a que “ni la obra prestaba características que merecieran tal catalogación ni la ordenanza fiscal aplicable admitía ningún tipo de bonificación”.

“La iniciativa y la bonificación defendida obedecía al interés de beneficiar a DDC”, sostiene el tribunal, pese a que el alcalde no asistió a este Ppleno del 3 de abril de 2009 al que por problemas de salud, pero se aprobó en Pleno después de defenderla Valls, y que significaba que el Ayuntamiento dejaba de percibir 133.754 euros.

Por otra parte, el TSJC absuelve a Gimeno y al que era presidente del club de hockey, Joan Perernau, y condena a la empresa rusa a indemnizar al Ayuntamiento de Lloret con los 133.754 que le fueron bonificados.


Leave a Reply

Your email address will not be published.