El trío Pilc/Moutin/Hoenig muestra su alquimia sonora en un nuevo directo

El Péndulo | Redacción.- El grupo formado por Jean Michel Pilc (piano), François Moutin (contrabajo) y Ari Hoenig (batería), uno de los más rompedores dentro de los principales círculos jazzísticos actuales, celebra el día 5 de mayo (a las 20:45 horas) su vigésimo aniversario en el Jimmy Glass Jazz Bar, dentro del ciclo 1906.

Con la idea de libertad interpretativa como lema, el Pilc/Moutin/Hoenig trasciende el clásico formato de trío y añade una nueva dimensión con una sorprendente combinación de standards abordados con imaginación y osadía, y de composiciones improvisadas en las que hace gala de una compenetración y un arrojo reservado a los grandes.

El trío Pilc-Moutin-Hoenig en una de sus actuaciones.
image-189556

El trío Pilc-Moutin-Hoenig en una de sus actuaciones.

Su forma de entender la música concuerda por completo con la máxima de su pianista: ‘La rutina mata al arte’. Vestigios de Martial Solal, Ahmad Jamal, Herbie Nichols, Bill Evans o Don Pullen se incorporan a un lenguaje del trío nada acomodaticio que integra el bop, himnos, calipsos o hermosas canciones de cuna.

Jean-Michel Pilc(París, 1960) descubrió el jazz a los ocho años escuchando a Bix Beiderbecke, pero sus oídos también se dejaban regalar por Bach, la música africana, Prokofiev o Charlie Parker. Autodidacta y asombrosamente dotado, deja Francia en 1995 para trasladarse a Nueva York. En años de fecunda actividad comparte escenario con músicos como John Abercrombie, Chris Potter, Dave Liebman o Michael Brecker y trabaja como director musical y pianista de Harry Belafonte.

Considerado uno de los mejores baterías y el más original del jazz contemporáneo, Ari Hoenig (Filadelfia, EUA, 1973) ha escalado puestos en las listas de este género de forma meteórica. A su pasmosa habilidad para modificar el tiempo de la batería usando baquetas, baquetones o sus manos y codos, añade un control exquisito del instrumento, lo que le convierte en una garantía total como acompañante.

La prestigiosa publicación Jazz Times lo ha descrito como el batería más obsesivo, espasmódico y musical del jazz. Hace una década conmocionó el underground de la ciudad de Nueva York y hoy nadie duda en incluirlo en el grupo de los grandes de los más respetados bateristas y compositores de jazz. A ello une su faceta como docente en la Universidad de Nueva York y en la Nueva Escuela de Investigación Social de esa ciudad y como editor de material didáctico.

Hoenig ha compartido el escenario con Shirley Scott, Kenny Werner, Chris Potter, Kurt Rosenwinkel, Joshua Redman Elastic Band, Bojan Z, Herbie Hancock, Wynton Marsalis, Dave Holland, Joe Lovano, Pat Metheny, Gerry Mulligan, entre muchos otros.

Por su parte, el gran contrabajista parisino Françoise Moutin, conocido miembro del legendario trío del ya mencionado pianista Martial Solal, fue colaborador habitual de la crème jazzística europea (Michel Portal, Daniel Humair, Jean Michel Pilc) hasta que se instaló en Nueva York, donde entró a formar parte de la élite de esa ciudad, colaborando con músicos como Jimmy Heath, Steve Kuhn, Billy Hart, Dave Liebman, Ari Hoenig, David Binney, Vijay Iyer, Frank Wess, Oliver Lake, Adam Rogers o Rudresh Mahanthappa.


Leave a Reply

Your email address will not be published.