El Supremo condena al capitán del Prestige y establece responsabilidad civil

1443450359_655832_1443506090_noticia_normal
image-308788
El Supremo ha condenado por un delito imprudente contra el medio ambiente al capitán del Prestige, Apostolos Mangouras, a dos años de cárcel, en una condena que cambia la sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña y establece la existencia de responsabilidad civil.

La condena por un delito contra el medio ambiente para Mangouras supone que él, la operadora del barco y la aseguradora, Universe Maritime y London P&I Club, junto al Fondo Internacional para la indemnización de daños por hidrocarburos (FIDAC), afrontarán el pago de una responsabilidad civil que podría ser de miles de millones de euros.

La principal consecuencia de la sentencia es que la condena por delito medioambiental se abre la vía para que los afectados por la catástrofe reclamen las indemnizaciones. Fuentes jurídicas indican que el monto de lo reclamable se fijará en la posterior fase de ejecución de sentencia, que en este caso se presenta muy compleja, dado el sistema de seguros habitual en las navieras. Los condenados como responsables civiles a los que se puede reclamar directamente la indemnización son el propio capitán y la aseguradora del buque (The London Steamship Ownwers Mutual Insurance Association), que tenía como límite de cobertura 1.000 millones de dólares, una cifra menor a la estimación de los daños.

De manera subsidiaria, el Supremo señala como responsable civil a la propietaria del barco, Mare Shipping Inc. En cuanto a los daños por los que podría reclamarse indemnización, el Supremo opta por la vía más amplia: abarcará la restitución, la reparación del daño, tanto el emergente como el lucro cesante, incluido el daño medioambiental en sus distintos aspectos, y la indemnización de perjuicios materiales y morales. El Supremo considera que tanto el capitán como la propietaria del Prestige actuaron “temerariamente y a sabiendas de que probablemente se causarían tales daños”.

La Fiscalía del Tribunal Supremo había pedido la anulación de la sentencia de la Audiencia de La Coruña al considerar que no se valoraron documentos clave que hubieran llevado a un delito medioambiental. El fiscal jefe del Supremo, Luis Navajas, había solicitado al Supremo que devolviera la sentencia a la Audiencia de La Coruña para que dictara un nuevo fallo que tuviera en cuenta documentos que probaban que su capitán debía ser condenado y se reconocieran indemnizaciones por 4.328 millones de euros. Finalmente, Tribunal Supremo ha optado por dictar directamente la condena en lugar de la mucho más compleja vía de devolver el caso a la Audiencia Provincial. Mangouras fue el único condenado de los tres acusados por la catástrofe medioambiental del Prestige, por un delito de desobediencia grave a la autoridad.

El jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos; y el ex director general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, fueron absueltos. El Supremo mantiene ambas absoluciones.En la sentencia que ahora enmienda el Alto Tribunal, los tres acusados resultaron absueltos de los delitos contra el medio ambiente, daños en espacios naturales protegidos y daños provocados por el hundimiento del petrolero en noviembre de 2002. Mangouras fue condenado por el delito de desobediencia por desoír las órdenes de las autoridades españolas a la hora de facilitar el remolque del barco después de que se diese la primera avería y fuga de fuel el 13 de noviembre de 2002.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.