El Sporting de Gijón se queda en Primera y descienden Getafe y Rayo Vallecano

imagee0073b5eff619ae1d5f1c48eb32e087e_original
image-371644
Las agujas del reloj marcaban las nueves y cuarto y la noche amenazaba con comenzar a oscurecer la superficie del feudo de Vallecas. Clos Gómez alzó los brazos para decretar el final del partido. Era el relato postrero del Levante en el marco de la Primera División después de seis temporadas consecutivas repletas de emociones difíciles de olvidar que siempre permanecerán en la retina de los seguidores adscritos a la causa azulgrana. El partido sonaba a elegía desde mucho antes de que arrancara, aunque el coliseo de Vallecas fue capaz de transformar ese lamento en un mensaje de rotunda esperanza para un futuro que volverá a enfrentar a los dos contendientes en el mismo escenario, pero en el ámbito de la categoría de Plata durante el próximo ejercicio de Liga. El Estadio de Vallecas es así. Visceral y comprometido con su equipo y también con los códigos del fútbol. Vallecas puede comportarse como un volcán en plena erupción instantes después de conocer que su destino más inmediato y cercano pasará por la Segunda División y también puede alzarse en pie para reconocer la profunda y angosta carrera deportiva de Juanfran. El capitán del once azulgrana sintió una cálida ovación cuando marchaba al vestuario lesionado que seguramente calará en lo más profundo de su interior.

Rayo Vallecano: Yoel, Tito, Nacho (Razvan, 87′), Amaya, Trashorras, Embarba (Bebe, 58′), Pablo H., Quini, Jozabed, Guerra, Llorente (Miku, 90′).

Levante UD: Mariño, Iván López, Navarro, Simao MJ, Verza, Jefferson Lerma, Rubén G., Juanfran (Toño García, 36′ / Toño García, 90′), Medjani, V. Casadesús (Deyverson, 58′), Xumetra (Morales, 74′).

Árbitro: Clos Gómez. Amonestó a Amaya, Navarro, Deyverson y Verza.

Goles: 1-0. M. 11 Pablo Hernández. 2-0. M. 23. Trashorras. 2-1. M. 59. Verza. 3-1. M. 73. Miku.

El Sporting de Gijón se ha ganado mantener la categoría ante el Villarreal en El Molinón, en una última jornada que no podía ser más que épica cuando quedaban los descensos y el título en juego.

La salvación de los asturianos era la hiel para los madrileños. Rayo Vallecano baja, pese a ganar al Levante, y el Getafe, que era el único que dependía de si mismo, vuelve a segunda división al caer derrotado en el Benito Villamarín.

En el minuto 11 Sporting de Gijón y Rayo Vallecano ya habían empezado a hacer los deberes marcando su gol en sus respectivos via crucis. Mientras, el Getafe, con la posibilidad de ganarse la permanencia, llegaba con algún peligro al área bética pero sin concretar, su cruz durante toda la temporada.

Los resultados dejaban en la categoría al Sporting gracias al gol de Jony en el minuto 8, en el peor de los tres cruces, el partido contra el Villarreal, equipo de Champions.  Y así se mantuvo hasta el final de la jornada.

Victoria cómoda e insuficiente del Rayo Valllecano

El Rayo, agitado durante toda la semana por las insinuaciones de maletines, tenía a priori el partido más cómodo, contra un Levante que sabe hace dos semanas que se acabó su aventura en Primera. Pablo Hernández les dio cierta paz con su gol en el minuto 11, pero el Rayo dependía de una carambola en el triple empate.

Según avanzaba la tarde, los de Paco Jémez eran los únicos que apuntalaban su situación con un segundo gol, mientras el Villarreal ya asustaba con el empate en el Molinón y el Getafe sufría increíblemente sin encontrar portería.

De hecho la ocasión de los primeros 45 minutos la tuvo Jorge Molina en claro mano a mano que sacó milagrosamente Guaita. La jugada no moría ahí, y acabó con la gran polémica de la jornada, una mano clara del denfesor getafense Pereira que el árbitro perdonó. Corría el minuto 34 y hasta ese momento solo dos disparos del Getafe, uno de Stefan y otro de Moi Gómez, habían dado alguna ilusión a los madrileños.

Gol del Betis tras una ocasión clarísima del Getafe

A la vuelta del descanso, la tuvo el Getafe en el minuto 53 en las botas de Scepovic, que remató en el área pequeña un gol cantado, salvado en útlima instancia por el defensor bético. En la jugada siguiente, como suele hacer el destino, marcó el Betis. Pezzella ponía un remate de cabeza inalcanzable para el meta valenciano.

Poco después, Rubén Castro certificaba que al Getafe se le escapaba la primera división. El delantero bético marcaba un penalti señalado por Gil Manzano ante el estupor del banquillo getafense. La falta se señaló dentro del área, aunque los madrileños reclamaron que se había hecho muy atrás.

Marcó Medrán en el minuto 78 el gol de la esperanza de los getafenses, que ya jugaban con 10 por una expulsión fruto de los nervios de Emiliano Buendía.

No parecía posible la remontada, y Sergio González ya había marcado casi simultáneamente el segundo gol para el Sporting, lo que certificaba su permanencia y quitaba las espereranzas al Rayo, que había ganado holgadamente al Levante, el único equipo ya descendido.


Leave a Reply

Your email address will not be published.