El Servicio de Cirugía Plástica de Alicante emplea la mama no amputada para reconstruir la zona extirpada

La cirugía de reconstrucción mamaria es una opción para las mujeres que han perdido una o ambas mamas a causa del cáncer. El Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Hospital General Universitario de Alicante, dirigido por la Dra. Elena Lorda, realiza desde hace 25 años estas técnicas que se han ido actualizando a lo largo del tiempo.

Tanto es así que, recientemente, el servicio ha conseguido con éxito realizar varias reconstrucciones mamarias siguiendo la técnica de intercambio de mama. Es decir, la utilización de la mama contralateral como tejido donante para la reconstrucción de la mama que se ha extirpado. Esta técnica consigue reducir la mama y lograr así un resultado simétrico.

La reconstrucción con tejido autólogo consiste en repartir el tejido de una mama demasiado grande para modelar dos nuevas mamas. Desde 2011, un total de diez mujeres con mastectomías simple se sometieron a la reconstrucción de mama bajo esta técnica. En todas las pacientes se comprobó mediante resonancia magnética o mamografía la ausencia de imagen patológica en el seno donante.

“Cuando una mujer pasa por una mastectomía, si la mama es de un tamaño considerable, suele quedar una gran descompensación. Con esta técnica lo que hacemos es reducir la mama y, con el tejido sobrante, reconstruir la zona extirpada”, explica el Dr. Ashley Novo.

Desde el Servicio de Cirugía Plástica aseguran que el objetivo de la reconstrucción, sea cual sea la técnica utilizada, no es sólo crear el volumen con forma de mama, sino también buscar la simetría con la otra mama.

El perfil de las pacientes candidatas a esta técnica de reconstrucción son mujeres maduras que no hayan recibido radioterapia y que tengan la mama no amputada mediana o grande.

En estas primeras reconstrucciones, el 70% de las pacientes no presentaron complicaciones y los resultados funcionales y estéticos fueron muy satisfactorios. Tan sólo una de las pacientes repitió cirugía para retocar el volumen de la mama.

“Esta técnica abre una línea de reconstrucción mamaria. Su principal ventaja es que no tiene morbilidad en la zona donante, mama contralateral, ya que el tejido que se utiliza era el que habitualmente se desechaba. Se suma, así, a las técnicas ya vigentes de reconstrucción mamaria con tejido autólogo exclusivamente, que son el trasplante microquirúrgico y la reconstrucción con injerto de grasa”, explica la Dra. Lorda que dirige el Servicio.

Esta técnica ha sido publicada como artículo original en la revista científica Journal Of Plastic, Reconstructive and Aesthetic Surgery y presentado en el último Congreso Nacional de Cirugía Plástica y Reconstructiva en Toledo.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.