El Santander ganó casi 6.000 millones en 2015, un 3% más que el año anterior

En silla de ruedas, robó una sucursal del Santander en Queens y se escapó
image-309356
El Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.966 millones de euros en 2015, un 3% más que el año anterior, después de la dotación de provisiones, sin lo que las ganancias habrían crecido un 13% al alcanzar 6.566 millones, ha informado este miércoles la entidad a la CNMV.

Las dotaciones para insolvencias sumaron 10.108 millones de euros, un 4% menos que en 2014. El banco ha destinado a distintas dotaciones los 1.118 millones de euros de resultados no recurrentes obtenidos en el ejercicio, de los que 835 millones proceden de pasivos fiscales en Brasil y otros 283 millones, del Banco Internacional de Funchal (Banif).

Además, ha constituido un fondo de 600 millones de euros para cubrir eventuales reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en Reino Unido, explica la entidad.

Logra 1,2 millones de nuevos clientes
Según resume el propio banco en su nota, “la mejora en el desempeño se evidencia en que el banco es capaz de aumentar un 6% en el crédito y un 7% en la captación de recursos, lo que permite una mejora del 8% en los ingresos comerciales y un 13% en el beneficio ordinario”.

“En 2015 hemos alcanzado nuestros objetivos y lo hemos hecho aumentando los ingresos, mejorando la satisfacción del cliente y con más clientes vinculados y digitalmente activos”, se ha congratulado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín.

La entidad ha elevado el número de clientes vinculados en 1,2 millones -hasta alcanzar 13,8 millones- y en 2,5 millones el de clientes digitalmente activos, hasta tener 16,6 millones.

Los mayores incrementos de clientes se produjeron en México (un 14% más) y Reino Unido (un 11% más).

Los clientes que conectan con el banco a través del móvil han aumentado un 50% -hasta alcanzar 6,9 millones-, que acceden a la aplicación del banco una media de 13 veces al mes. El volumen de transacciones digitales aumenta un 58%.

España: sube un 18% el beneficio y baja un 3% el crédito
En España, el Santander ganó 977 millones de euros el año pasado, un 18% más que el año anterior, con lo que contribuyó con un 12% al resultado global del banco.

La entidad presidida por Botín justifica la satisfacción de sus clientes en España con el producto lanzado en mayo pasado, la Cuenta 1, 2, 3, con la que ha sumado ya 860.000 cuentas, de las que 50.000 son de pymes. El Santander ha conseguido con este producto 237.000 nóminas de clientes de otras entidades. El ritmo de apertura de cuentas con esta fórmula supera las 100.000 al mes y el objetivo del banco es alcanzar los dos millones de cuentas al finalizar este ejercicio.

Al cierre de 2015, la cartera de créditos en este país sumaba 157.161 millones de euros, un 3% menos que al cierre de 2014. Este descenso -según el banco- “está muy influido por la caída del 22% en la financiación al sector público, mientras que la financiación a pymes y empresas crece un 1%”.

Según la entidad, los nuevos créditos crecieron a buen ritmo, con un aumento del volumen de hipotecas del 25%, una subida del 33% del crédito al consumo y un alza del 18% del crédito a pymes y autónomos.

Así, los recursos del Santander España sumaban 219.263 millones entre depósitos y fondos de inversión, con un crecimiento del 1%.

“Los bajos tipos de interés y el atractivo de la Cuenta 1, 2, 3”, afirma el comunicado del banco, causaron una caída del 20% de los depósitos a plazo, mientras que aumentaron un 9% los depósitos a la vista y se incrementó un 11% el patrimonio en fondos de inversión.

Casi un cuarto del beneficio procede de Reino Unido
Por países, la mayor aportación al beneficio del grupo corresponde a Reino Unido, donde logró el 23% de sus ganancias, seguido de Brasil (19%), España (12%), Estados Unidos (8%), México (7%), Chile (5%), Portugal, Argentina y Polonia (4% en cada uno de estos tres países).

Santander Consumer Finance que desarrolla su actividad en más de una decena de países en Europa -sobre todo, en Alemania, España y países nórdicos- aporta ya el 11% del beneficio, tras ganar 938 millones, con un crecimiento del 18%.

Ana Botín ha destacado que estos crecimientos de negocio permiten al banco distribuir un dividendo por acción de 0,20 euros, de los que 0,16 euros son en efectivo, un 79% más que en 2014. A los precios actuales de la acción, este dividendo supone una rentabilidad por acción de alrededor del 5%.

La morosidad del grupo es del 4,36% y en España, del 6,53%
En cuanto a la tasa de morosidad, se ha situado en el 4,36% para el conjunto del grupo, con un descenso de 0,83 puntos en un año. La mora ha descendido en todos los mercados excepto Brasil, que con el 8% de los créditos del grupo, registró un aumento de 0,93 puntos hasta dejarla en 5,98%.

La entidad asegura que el descenso de la morosidad en los principales mercados -Reino Unido, España y Santander Consumer Finance- es “significativo”. Así, la mora de los créditos de Santander Consumer Finance registró el mayor descenso (un 1,4 puntos) hasta situarse en el 3,4%, seguido de España, donde bajó 0,85 puntos, hasta quedar en 6,53%, y de Reino Unido, donde descendió 0,27 puntos, hasta 1,52%.

Esto significa que el grupo contaba a cierre del año pasado con 37.094 millones de euros en créditos morosos o de dudoso cobro, 4.615 millones menos que a cierre de 2014. Para cubrir ese riesgo, cuenta con 27.121 millones en provisiones, el 73% de los morosos, lo que supone seis puntos más que un año antes.

Por encima del 10% de capital de máxima calidad
Banco Santander cerró 2015 con unos activos totales de 1,34 billones de euros, lo que supone un 6% más que en 2014. El volumen de créditos ascendía a 805.395 millones de euros, un 6% más que un año antes.

El conjunto de recursos de clientes sumaba 774.819 millones de euros, con un crecimiento del 7%. Los depósitos de clientes aumentaron un 6% y el patrimonio de los fondos de inversión, un 14%.

Al cierre del ejercicio, los recursos propios del banco se situaron en 84.346 millones, frente a unos activos ponderados por riesgo de 585.609 millones de euros.

Así, el Santander contaba al terminar 2015 con un ratio de capital de máxima calidad del 12,55%, lo que supone 2,8 puntos porcentuales más del mínimo requerido al grupo por el Banco Central Europeo para 2016, que es el 9,75%.

Si se aplican todos los criterios exigidos en Basilea III -que estarán vigentes el 1 de enero de 2019-, el grupo alcanzaría el 10,05%, lo que supone 0,4 puntos más que hace un año. Este dato sitúa al banco más cerca de alcanzar la meta que se ha marcado de superar el 11% en 2018.

Más ingresos, costes similares
El conjunto de los ingresos crece un 6%, apoyado en los ingresos comerciales (que suman margen de intereses y comisiones), que crecen casi un 8%, mientras que caen un 16% los resultados por operaciones financieras, “que por su vinculación a la evolución de los mercados son más volátiles”, según precisa el banco.

En 2015, el Santander marcó nuevos máximos históricos en el margen de intereses (alcanzó 32.189 millones) y los ingresos totales, que se situaron en 45.272 millones. Estos importes superaron en casi 300 millones los registrados en 2012, que había marcado el récord anterior.

Respecto a los costes, crecieron alrededor del 7%, hasta 21.571 millones de euros, aunque el banco señala que “estarían prácticamente planos si se elimina el efecto de la inflación”. “El plan de eficiencia que tiene en marcha el banco permite absorber los mayores costes que implican las exigencias regulatorias y la transformación comercial del grupo”, asegura en su nota.

La mencionada evolución de ingresos y costes lleva el margen neto a 23.702 millones, con un aumento del 5%.


Leave a Reply

Your email address will not be published.