El rey Jaume I regresará en 2016 a la plaza Mayor de Villarreal

El rey Jaume I regresará a la plaza Mayor de Villarreal y lo hará de nuevo de la mano del Hijo Predilecto de la ciudad Vicente Llorens Poy. El Ayuntamiento de Villarreal, a través de la Concejalía de Territorio, trabaja ya en la elaboración de una réplica de la estatua que decora el jardín de la casa del escultor, pieza original que Llorens Poy transformó en el monumento al rey fundador que, hasta el año 2006, presidió el centro de la ciudad.

La escultura en bronce tendrá una altura de 1,20 metros y la idea que manejan el alcalde, José Benlloch, y el edil de Territorio, Emilio M. Obiol, es que pueda estar instalada para las conmemoraciones del 742º aniversario de la fundación de la ciudad, el 20 de febrero de 2016. “Después de valorar distintas posibilidades, hemos encargado ya el molde de silicona de la pieza original de Llorens Poy y estamos trabajando con un fundición con el objetivo de que el monumento a Jaume I que ideó el Hijo Predilecto de la ciudad y que presidió la plaza Mayor desde 1974 pueda volver de alguna forma, en un tamaño más reducido pero igualmente fiel al espíritu y la obra del escultor, al centro de Villarreal, de donde quizás no debió haber salido”, valora Obiol, quien puntualiza que para su ubicación concreta en la plaza Mayor se están valorando distintas opciones. “Vamos a buscar la mejor ubicación posible, teniendo en cuenta las dimensiones de la escultura y el diseño del entorno, para darle a la obra la prestancia y el valor que merece”, agrega.

“Vicente Llorens Poy y su obra son todo un símbolo para los villarrealenses y su recuperación para el centro neurálgico de la ciudad hará justicia a su memoria. El escultor siempre había querido que el que sin duda fue su trabajo más emblemático regresara a la plaza Mayor de su ciudad natal y, de hecho, la idea de colocar una réplica de la pieza original de bronce que se conserva en el jardín de la casa-museo la empezamos a valorar ya con el artista”, detalla Benlloch, quien señala que todo el proceso cuenta con el beneplácito y la colaboración de los herederos de Llorens Poy.

“Hemos querido ser en todo momento fieles a la memoria del Hijo Predilecto de la ciudad, utilizando el molde de la estatua que él mismo usó para levantar el monumento al rey fundador que ahora preside el jardín Jaume I. Trasladar ahora este monumento sería muy poco factible y costosísimo; pero la colocación de esta réplica del original permitirá recuperar en el centro urbano una obra de gran simbolismo para todos los vila-realenses, cumpliendo así también una de las ilusiones del artista y rindiéndole tributo a su memoria”, concluye el alcalde.


Leave a Reply

Your email address will not be published.