El Rey de España firmó ese domingo en el Palacio de la Zarzuela el Real Decreto por el que nombra al conservador Mariano Rajoy presidente del gobierno.

Felipe VI recibió en el Palacio de la Zarzuela a la presidente del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, quien le comunicó el resultado de la votación de investidura que se produjo el sábado por la noche.

“¿Hay sueño?”, le preguntó Pastor al Rey, quien atendió a la presidenta de la Cámara Baja una hora después de llegar a Madrid desde Colombia, donde participó en la Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias.

“Un poquito”, le respondió el Monarca antes de pasar a su despacho oficial para que Pastor le diera formalmente cuenta del resultado de la votación de investidura.

 Rajoy obtuvo la confianza del Congreso con 170 votos a favor, 111 en contra y 68 abstenciones, procedentes éstas de buena parte del grupo socialista.

Durante la audiencia, el jefe del Estado firmó el Real Decreto en ejercicio de sus competencias para proponer y nombrar al presidente del Gobierno, tal como dispone el artículo 62 de la Constitución.

Tras la publicación del mismo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Rajoy jurará su cargo el lunes por la mañana, aunque ya ha adelantado que hasta el próximo jueves no dará a conocer la composición de su nuevo gobierno.

El presidente informará primero al Rey y, después, quizá la misma mañana del viernes, antes del Consejo de Ministros, los nuevos titulares jurarán su cargo ante el propio jefe del Estado.