El programa del PSOE: derogar la reforma laboral, límites de dos mandatos consecutivos y llevar el Senado a Barcelona

Agencias La dirección del PSOE ha aprobado este domingo una serie de enmiendas transaccionales a su programa electoral. Entre ellas, se especifica que si el partido llega al Gobierno derogará la reforma laboral impulsada por el PP, limitará los mandatos de gobierno a dos trasladará el Senado a Barcelona.

La enmienda sobre la derogación de la reforma laboral que finalmente se incorporará al programa con el que el PSOE concurre a las elecciones del 20 de diciembre, recoge el sentir de algunas federaciones, como la andaluza, que habían presionado para que la derogación de la reforma laboral fuese firme. Junto con ella, el partido ha debatido alrededor de otras 3.500 que se han presentado al borrador del programa electoral que se aprobará la semana que viene en la Conferencia de Programa de Gobierno socialista.

No obstante, la transaccional no especifica si la indemnización por despido improcedente volvería a ser de 45 días por año trabajado (frente a los 33 establecidos por el PP), es decir, si quedaría finalmente en los niveles previos a la reforma laboral. Fuentes del PSOE han dicho a Efe que en ningún momento las federaciones habían pedido que se pusiesen días al coste por despido.

Según la enmienda, los socialistas aprobarán un decreto-ley que recupere la centralidad de la negociación colectiva, eleve el salario mínimo interprofesional, garantice los derechos de los trabajadores y combata de manera eficaz la precariedad en el empleo.

En paralelo, se abre un diálogo social con los agentes sociales para garantizar la igualdad salarial, recuperar la causalidad y proporcionalidad del despido, revisar los costes del mismo y la razonabilidad en los despidos colectivos.

Se trata, dice la enmienda, de que el despido sea “la última medida en los procesos de reestructuración empresarial” y de asegurar la tutela judicial efectiva frente al despido injustificado.

Además, este proceso de diálogo, que deberá culminar con la aprobación de un nuevo Estatuto de Trabajadores, tendrá que garantizar derechos laborales como la formación profesional, la igualdad en el acceso al empleo, la seguridad en el trabajo o el reconocimiento de nuevos derechos como la libertad religiosa o el derecho a la propiedad intelectual.

El PSOE también argumenta en su enmienda que se trata de implantar otro modelo, dado que el actual ha sido “desautorizado” en muchos de sus contenidos por la jurisprudencia del Tribunal Supremo y “preocupa” a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a la OCDE por sus consecuencias “en el nivel de pobreza y en el deterioro del clima social”.

Un límite de dos mandatos

Respecto a las llamadas “reformas democráticas”, el PSOE ha acordado hoy establecer “un límite de dos mandatos consecutivos para ejercer la Presidencia del Gobierno”, “mejorar la proporcionalidad” del sistema electoral” y “desbloquear las listas”.

Además, en esta materia, regulará “de manera exhaustiva los conflictos de intereses para evitar el fenómeno de puertas giratorias” fijando un periodo de incompatibilidad de cinco años posteriores al desempeño del cargo público para quienes pretendan incorporarse “ex novo” a empresas del sector sobre el que hayan tenido responsabilidades de regulación o gestión.

Sanidad y educación

En Sanidad y Políticas Sociales, el PSOE “garantizará una sanidad universal y sostenible“, para lo que “blindará” este “derecho fundamental”. Asimismo, los socialistas apuestan en su programa electoral por “aplicar la estrategia de salud en todas las políticas públicas, de modo que todos los sectores y grupos políticos y sociales contribuyan a la mejora de la salud y el bienestar de la población”.

Por otro lado, se impulsará el desarrollo a nivel estatal y en las Comunidades Autónomas de la Ley 33/2011 general de Salud Pública, como “herramienta de cohesión territorial, de promoción, de vigilancia de la salud, de prevención de enfermedades emergentes y de ordenación de la información en salud”.

Con el objetivo de evitar “situaciones tan lamentables como la gestión que el gobierno del PP hizo en la crisis del ébola”, han puntualizado los socialistas, se promoverá la creación de un Centro de control de enfermedades para dar apoyo a las políticas de salud pública.

Pero, además, se proponen “blindar” el Sistema Público de Servicios Sociales como “Cuarto Pilar del Estado del Bienestar” e incorporar a la Constitución el “derecho de los ciudadanos a acceder a los servicios sociales que proporcionen una protección adecuada a toda la ciudadanía española”.

Por su parte, la Comisión de Sociedad del Conocimiento ha acordado incluir en el programa electoral el compromiso de promover una “escuela pública laica donde no quepa la integración, ni en el currículum ni en el horario escolar, de enseñanzas confesionales”.

En esta materia, los socialistas promoverán “la incorporación de la enseñanza cultural sobre el hecho religioso en términos de integración y convivencia” para evitar, “por ignorancia”, los riesgos de los “fundamentalismos”.

En el ámbito cultural, el PSOE contempla la creación del “Consejo de Cultura”, una entidad de “cooperación” entre los creadores, las industrias culturales y las administraciones públicas.

El Senado, a Barcelona

Según fuentes socialistas, la enmienda relativa al traslado de la Cámara Alta a la Ciudad Condal fue presentada por el PSC y aprobada por la dirección socialista.

Durante la campaña electoral catalana, Pedro Sánchez dijo que con el traslado del Senado a Barcelona, la España federal tendría “presencia en Cataluña”. Es una forma de garantizar “mejor”, defendió entonces, “la integridad y la articulación de la unidad de España”.

Previamente, el candidato del PSC al Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, había reclamado en varias ocasiones que, a través de la reforma de la Constitución en sentido federal que proponen los socialistas, se reconozca la “cocapitalidad” de Barcelona como “representante de la plurinacionalidad de España”, de manera que la Ciudad Condal se convirtiera en sede de algunas de las instituciones del Estado.

No obstante, esta medida no aparecía en el borrador del programa electoral del PSOE. Ha sido una enmienda presentada por los socialistas catalanes y aprobada este domingo la que ha llevado esta cuestión al programa con el que el PSOE acudirá a los comicios generales.

En el borrador presentado por el PSOE sí había una propuesta que incluía el compromiso para “culminar el reconocimiento de la pluralidad lingüística en el Senado” pero no aparecía la de su traslado a la capital catalana que anunció Sánchez durante la Fiesta de la Rosa que el PSC de Miquel Iceta celebró en Gavá a finales de septiembre.

En ese acto, el líder socialista no solo habló de trasladar la Cámara Alta a Barcelona sino que incluyó otras instituciones del Estado.


Leave a Reply

Your email address will not be published.