El presupuesto para uniformes de la Policía Local se incrementa en un 137%

Valencia Noticias | Redacción.- “Desde las concejalías de Protección Ciudadana y Gobierno Interior queremos dotar de nuevo de dignidad a la Policía Local, tras años de recortes salvajes e indiscriminados en los presupuestos municipales, que dejaron los uniformes y medios de la Policía Local en una precariedad absoluta”. La concejala Sandra Gómez y el concejal Sergi Campillo anunciaron hoy el incremento de la dotación presupuestaria, que será del 137%.

Se procederá también a la sustitución progresiva de los actuales uniformes de color amarillo por los de color azul oscuro.
image-358261

Se procederá también a la sustitución progresiva de los actuales uniformes de color amarillo por los de color azul oscuro.

De hecho, desde el año 2009, el recorte fue, en palabras de la concejala, “brutal, hasta alcanzar el 56%”. En efecto, aparte de algún pequeño repunte, se pasó de 500.000 a 200.000 euros para vestir a todo el personal de la Policía y del Ayuntamiento en general. “Y eso produjo una precariedad tal”, denunció Gómez, “que cuando nosotros llegamos a la Concejalía me encontré que había agentes que se compraban ellos mismos las botas, los pantalones, que tenían el mismo polo desde hacía 5 años… Una situación de absoluta dejadez, que es inadmisible”.

Por ello, desde la Concejalía de Protección Ciudadana se ha señalado como prioridad, en este primer año de legislatura, “esta apuesta muy fuerte para cubrir lo más básico, para que tengan sus botas, chaquetas, polo… y puedan ejercer su trabajo con dignidad”. Así, el presupuesto disponible para estas partidas se incrementa hasta los 509.000 euros, lo que supone un aumento del 137% respecto a la tendencia de los últimos 6-7 años.

Además, tal como la concejala Gómez se comprometió al poco de asumir su cargo, con ello se podrá proceder también a la sustitución progresiva de los actuales uniformes de color amarillo por los de color azul oscuro. Esta era una reivindicación repetida y generalizada por parte de los agentes, dado que el diseño bicolor limita la eficacia en su trabajo: hace que se les pueda ver desde lejos, lo que empeora su actuación cuando tienen que intervenir en casos de violencia, top manta, botellón…, y eso es muy frustrante para ellos”, ha lamentado la concejala. Se trata de una decisión técnica basada en la mayor discreción del diseño azul. “La anterior Corporación ya tenía el diseño”, ha recordado Gómez, “pero lo cambió, haciendo caso omiso de las propuestas de los agentes”. Además, el uniforme oscuro se iguala al resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. “Legalmente se puede elegir entre el bicolor y el azul oscuro, y este es el que hemos elegido”, ha subrayado la edila, que ha recordado que, obviamente, los agentes de tráfico continuarán con el diseño amarillo, ya que en su caso sí es importante y necesario que sean visibles para la ciudadanía.

La propuesta ha sido trabajada de forma conjunta entre las concejalías de Policía y de Gobierno Interior, así como con los sindicatos con representación municipal. Entre las previsiones de equipamiento previsto, en un primer momento se adquirirán 411 cazadoras, 937 pantalones de invierno, 100 pantalones de motoristas, cascos, botas, 1.103 pares de zapatos (según ha denunciado la delegada, solo quedaban 5 pares, “lo que constituye un notable ejemplo de la mala situación que denunciamos”) y una partida específica para playas: zapatillas, pantalón corto, silbatos, etc. “Se compra de todo”, ha concluido, “porque no quedaba de nada”.

Entre las novedades del nuevo material a adquirir, la concejala ha anunciado que la mayoría de los nuevos chalecos irán dirigidos a las mujeres, ya que estas tienen un tallaje distinto y diferentes necesidades ergonómicas, dado que su constitución física es distinta a la de los hombres y hasta ahora tenían que utilizar chalecos masculinos.

Reconstruir uno de los servicios más castigados por los recortes

La concejala ha destacado que esta decisión constituye “una apuesta importante de nuestro primer año para reconstruir uno de los servicios más castigados por los recortes, pese a que supone prácticamente el 50 % de la plantilla municipal total. La policía y los bomberos han padecido un tijeretazo en todas sus partidas, sin tener en cuenta ni lo más básico, y lo que ahora vamos a hacer es reconstruir los cimientos y cubrir las necesidades más básicas, para ir haciendo un nuevo modelo de policía a lo largo del mandato”.

En parecidos términos se ha manifestado el delegado de Gobierno Interior, Sergi Campillo, quien ha subrayado la voluntad del equipo de gobierno de “impulsar una línea de dignificación de la función pública, de la labor que están haciendo funcionarios y funcionarias de este Ayuntamiento”. “Para nosotros”, ha asegurado el concejal, “es muy importante dotar de herramientas y espacios dignos a nuestro funcionariado, así como mostrar que la comunicación y la colaboración es absoluta entre las concejalías, en este caso entre Gobierno Interior y Protección Ciudadana, para beneficio de las personas, que son lo importante, y también de los trabajadores, que tienen todo el derecho a tener unas condiciones laborales dignas”.

Incremento de agentes para abordar el problema del ‘botellón’

Durante el turno de preguntas, los periodistas han requerido a la concejala sobre las medidas ante los casos de botellón en la ciudad y las quejas vecinales. Sandra Gómez ha explicado que se trata de un asunto que hay que abordar desde diferentes perspectivas (policial, educativa, de formación…), pero ha subrayado la iniciativa que el Ayuntamiento abordó desde las pasadas Fallas, al impulsar las horas extraordinarias para poder utilizar operativos policiales especiales para fines de semana y noche. “Vamos a aumentar la presencia policial de noche”, ha señalado la concejala, que ha lamentado los problemas de plantilla que afectan al cuerpo policial, tras 10 años sin oposiciones “en los que se ha perdido mucho personal a pie de calle, 120 bomberos y 300 policías”.

“Por eso la situación se ha descontrolado en los últimos años”, ha explicado, “porque ha habido menos presencia policial; pero nosotros estamos actuando para suplir estas carencias, y ya se está notando”. “Seamos realistas”, ha continuado, “erradicar el problema es prácticamente imposible y supondría poner casi un agente en cada calle, pero mi compromiso es llegar al máximo poniendo todos los medios que tenemos a nuestro alcance”. Para eso, se han definido las cinco zonas con mayores quejas de vecinos en cada unidad de distrito, y se está actuando ya con mucha más presencia policial en esas cinco zonas.

De forma paralela, desde ahora también las comisiones de seguridad se hacen por distritos, con presencia de la Policía Nacional, Local, asociaciones de vecinos con las entidades de la zona, y se va a incorporar a la Guardia Civil también. “Precisamente desde la Cruz Cubierta”, ha destacado Sandra Gómez, “que era una de las zonas más conflictivas, y que la anterior corporación había abandonado de manera que todo el barrio se había convertido en un macrobotellódromo, nos han felicitado porque por primera vez podían descansar: veían que no hacía falta llamar a la Policía, porque ésta ya estaba allí puntualmente. Aparte de la queja puntual por la fiesta de Medicina, a lo largo de estos meses, la verdad es que está funcionado bien. Y ayer mismo nos dieron la enhorabuena”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.