El presupuesto de Sanidad crece en 175 millones hasta los 6.084 millones de euros

comparecencia_cortes_sanidad_01

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha presentado en la Comisión de Economía, el proyecto de presupuestos de su departamento Presupuestos y Hacienda de Les Corts, que asciende a 6.084 millones de euros. Es la primera vez que se rebasa el listón de los 6.000 millones de euros destinados a Sanidad. Los 175 millones de euros de incremento respecto a las cuentas del año pasado suponen un 3% más.

El aumento de este año, más los 416 millones de euros del incremento del presupuesto del año 2016, representa una subida de 591 millones en dos años, un 10 % más respecto del último presupuesto presentado por el gobierno del partido popular para el año 2015.

La Generalitat destinará en 2017 más de 16,6 millones al dia de euros a atender la salud de todos los ciudadanos, frente a los 16,2 de 2016 o los 15 del año 2015.

“Es el presupuesto que consolida el fortalecimiento de la sanidad pública valenciana, la sanidad universal y las ayudas frente al copago farmacéutico y ortoprotésico”, ha comentado la consellera de Sanitat, Carmen Montón. “Los presupuestos de la dignificación de las infraestructuras sanitarias, de la apuesta por el empleo estable y de calidad; y de la gestión eficiente”, ha añadido.

“Son 1.120 millones de euros más que el presupuesto que el PP presentó hace 5 años, cuando se presupuestaba sin rigor, con falsedad, con recortes indiscriminados y generando deuda en las cuentas sanitarias que, por cierto, se escondía en los cajones”, ha dicho la consellera.

Recuperación de derechos: 5 millones más en las ayudas frente a los copagos

La consellera ha puesto el acento en la recuperación de derechos: “Atendemos a todas las personas garantizando el derecho a la sanidad universal, pública y de calidad”.

Carmen Montón ha destacado la consolidación de las ayudas frente a los copagos farmacéuticos y ortoprotésicos. Los presupuestos de 2017 no solo mantienen la gratuidad en la aportación farmacéutica y ortoprotésica para colectivos especialmente vulnerables, como el de los discapacitados o pensionistas de rentas bajas, mediante la dotación de dos líneas presupuestarias, sino que la suma global destinada a ellos crece en 5 millones de euros hasta los 47 millones.

Respecto al gasto de personal, se sitúa en 2.471 millones de euros, lo que representa el 40,6% del presupuesto global.
En esta partida se recogen los incrementos de carrera profesional para el personal funcionario y estatutario, y los derechos reconocidos y recuperados. Es un 1,2% más reducido que el año pasado, ya que en 2016 se recogían cerca de 50 millones de euros destinados al pago de la cantidad que se adeudaba a los trabajadores de la paga extraordinaria de diciembre de 2012. Además, el presupuesto contempla los costes de gestión de las convocatorias de las OPE de 2014, 2015 y 2016.

Por lo que respecta al capítulo II, la partida de gastos corrientes y de funcionamiento, el presupuesto es de 2.307 millones de euros. En esta partida se sitúa el nuevo contrato de hemodiálisis ambulatoria, que se pondrá en funcionamiento a principios de 2017, con el que se conseguirá un ahorro estimado superior a 7,5 millones de euros.

Respecto al capítulo de transferencias corrientes, registra un aumento del 13,1% respecto al presupuesto actual, hasta los 1.206 millones de euros. Este aumento se suma al que ya experimentó el presupuesto de 2016 de un 18,2%. Con ello se adecuará el gasto previsto al real en una partida como es la de prestaciones farmacéuticas, dotada de 1.189 millones de euros (1.100 millones para farmacia de receta). “Queremos seguir mejorando el presupuesto de la partida de gasto farmacéutico ambulatorio, para ajustar lo presupuestado al gasto real, al pago de las recetas de los medicamentos de la Seguridad Social”.

Un 11% de incremento en inversiones

El capítulo de inversiones reales registra 75,14 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,1% en relación al presupuesto actual. Este capítulo define el marco presupuestario del Plan de Dignificación de Infraestructuras sanitarias 2016-2020, que tiene tres prioridades: La dignificación de los espacios de salud, la modernización tecnológica y las obras de renovación, ampliación y adaptación.

La consellera ha lamentado que en los últimos años, la sanidad pública valenciana se ha visto lastrada por la falta de inversión. Y ha citado como ejemplo que más de una tercera parte de los equipos de alta tecnología están obsoletos.
Entre los fondos previstos en esta partida se contemplan 4,1 millones de euros para las actuaciones del Espai de Salut Ernest Lluch en Campanar, en la ubicación del antiguo hospital La Fe de Valencia.

Además de una partida de 323.000 euros para el futuro hospital de Ontinyent, también cuentan con presupuesto actuaciones de ampliaciones o reformas en diferentes hospitales. Es el caso de los centros de Elche, Elda, Alcoi, Arnau de Vilanova, la Vila Joiosa, Sant Joan, General de Alicante, General de Castellón, Sagunto, Peset y Clínico de Valencia. También el antiguo Hospital Militar de Mislata-Quart de Poblet, con 873.000 millones de euros para 2017.

Como ejemplos de equipamiento, destacan las inversiones para la adquisición de PEC-TAC para el Hospital Dr. Peset y en el Hospital Sant Joan de Alicante o el Consorcio Hospital Provincial de Castellón (a través del capítulo VII).

Investigación: 300.000 euros más para el Centro Príncipe Felipe

La dotación económica del Capítulo VII para el año 2017 se sitúa en los 10 millones de euros, lo que supone un incremento del 33,5% respecto a 2016, cantidad que se destinará, entre otros aspectos, a apoyar el Programa operativo de I+D+i, en el que destacan líneas como la investigación genómica y medicamentos innovadores y de precisión.

A través de este capítulo se financiarán las fundaciones de investigación INCLIVA, FISABIO y Fundación La Fe o el Centro de Investigación Príncipe Felipe, con 4,7 millones de euros, 300.000 euros más que en 2016.


Leave a Reply

Your email address will not be published.