El PP de Burriana insta a la alcaldesa a evitar una grave ilegalidad con la guardería municipal

Ana Montagut
image-215222
Los populares recuerdan que es inviable seguir con la figura de un patronato y lamentan que se quiera generar una crisis en la ciudad “en connivencia con los socios del tripartito”

El Partido Popular de Burriana ha solicitado hoy a la alcaldesa, la socialista María José Safont, toda la información relativa al futuro de la guardería pública Infante Felipe de la ciudad “después de los distintos bandazos y cambios de criterio” que el tripartito está anunciando con respecto al futuro de este servicio.

La edil popular Ana Montagut ha recordado que “hoy por hoy la presidenta del patronato es la alcaldesa y en calidad de ello queremos conocer cómo van a abrir la guardería en septiembre después de haber generado una crisis sin precedentes que ha espantado a la empresa adjudicataria del servicio”.

Y es que el PP había conseguido después de años de una complicada y laboriosa gestión recuperar la cesión del edificio y que esta guardería fuera pública. No obstante, la legislación actual limitó las posibilidades de funcionamiento a una gestión indirecta para evitar una competencia desleal con el resto de centros similares, la imposibilidad de contratar por parte del Ayuntamiento al personal del centro y un informe que manifestaba que no era competencia de una administración local asumir la gestión directa del servicio.

Ante esta situación, el PP licitó un concurso público en el que se solicitaba prorrogar al personal y gestionar el centro. El nuevo tripartito de Burriana procedió a la adjudicación definitiva pero, unos días después, la alcaldesa aseguró que iba a recuperar la gestión directa, pese a que la Ley desde 2014 lo impide. Ante esta “grave irresponsabilidad” la adjudicataria ha renunciado y “a pocos días de comenzar el curso, todo sigue en el aire” y las familias no saben si quiera si el servicio va a funcionar.

Montagut ha lamentado “el desprecio al trabajo técnico que ha permitid encontrar una solución para que Burriana cuente con un servicio municipal de calidad” y señala que responde “a intereses opacos que demuestran la imprudencia y la subjetividad de Safont por su implicación personal con el caso, que esperemos no secunden sus socios de gobierno”.

La responsable popular ha instado a la alcaldesa a “dejar de marear y de actuar por caprichos y cumplir la legalidad” ya que en caso de seguir adelante con una ilegalidad “será la dirección territorial de Educación la que podría clausurar el centro y generar una nueva crisis innecesaria en Burriana”. A parte de las consecuencias legales de tal irresponsable actuación.


Leave a Reply

Your email address will not be published.