El plan de Trump para sus 100 primeros días en la Casa Blanca

3792950

Según informa RTVE el presidente electo de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, estará a partir del 20 enero a los mandos de la democracia occidental más importante del mundo. Gracias a su promesa de “hacer a América grande de nuevo”, ha sido elegido el 45º presidente de EE.UU. desde su posición de outsider y azote del establishment, lo que en España se ha dado en llamar en los últimos años la ‘casta’ política.

En una campaña electoral de tono duro, el magnate esbozó durante un plan de acción para sus primeros 100 días en la Casa Blanca, en los que prometió duro castigo para la inmigración ilegal, acabar con la corrupción en Washington y finalizar el financiamiento a planes contra el cambio climático. Estas son algunas de las medidas que incluye dicho plan, para lo que, además, contará con la mayoría en las dos cámaras del Congreso.

Lucha contra la inmigración ilegal

El aspirante nuevamente cargó contra la inmigración e insistió en su idea de construir un muro en la frontera con México. Sin embargo, hizo un ligero cambio para que el levantamiento sea más rápido: será financiado por EEUU y “reembolsado” por la nación vecina.

Asimismo prometió que suspenderá la inmigración “desde regiones propensas al terrorismo”, promulgando una ley que aportaría fondos al muro y llevará a prisión a los ilegales que crucen la frontera más de una vez.

Trump pedirá una sentencia federal de dos años de prisión mínimo para los que reingresen ilegalmente en EE.UU., y una sentencia mínima de cinco años para las personas que ingresen con condenas anteriores por delitos graves, múltiples delitos menores o dos o más deportaciones anteriores.

Actualmente, no existe una sentencia mínima obligatoria, pero los inmigrantes indocumentados que tratan de volver a entrar a EE.UU. se pueden enfrentar hasta a dos años de prisión y aquellos con delitos pueden cumplir hasta 10 años de prisión.

Derogación de programas contra el cambio climático

El magnate neoyorquino destacó que detendrá los “miles de millones en pagos a los programas de cambio climático de Naciones Unidas” que hace ese país para combatir con el fenómeno del calentamiento global, una cantidad que considera que ahoga la iniciativa presidencial.

Estados Unidos es uno de los máximos aportadores en cuanto a dinero se refiere, y Trump prefiere “financiar proyectos domésticos”, que gastarlos en el cuidado del planeta. Así, destinaría el dinero dirigido a los programas de cambio climático de la ONU a arreglar la infraestructura de agua y medioambiental de Estados Unidos.

Con la misma preferencia por lo doméstico frente a lo global, Trump pretende levantar las restricciones sobre la producción de esquisto, petróleo, gas natural y carbón limpio de las reservas energéticas del país, así como las que afectan a proyectos energéticos considerados vitales, como el oleoducto Keystone XL, que trasladaría petróleo desde Alberta (Canadá) hasta Nebraska, y cuya construcción rechazó Obama en 2015 proque cree que no contribuiría a reducir los precios de la gasolina.

Corrupción en Washington

El aspirante republicano denunció que existe corrupción en el Gobierno federal. Por eso propuso una congelación de la contratación de todos los empleados federales (excepto los funcionarios de salud y seguridad públicas y militares).

También quiere proponer una enmienda constitucional para limitar el número de mandatos de todos los miembros del Congreso -Cámara de Representantes y Senado-. Para ello, precisa el respaldo de dos terceras partes de las cámaras así como de tres cuartas partes de los 50 estados.

Para acabar con las “puertas giratorias” en su versión estadounidense, Trump proponía prohibir durante cinco años que los cargos de la Casa Blanca y el Congreso puedan convertirse en lobbistas tras dejar su puesto. En el caso concreto de los cargos de la Casa Blanca, se les prohibiría de por vida hacer lobby en nombre de otro gobierno distinto al de EE.UU.

Retiro del TPP

Trump dio a conocer sus intenciones de retirar a EE.UU. del Acuerdo Transpacífico (TPP) y trabajar para “renegociar” el Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN).

El TTP es un tratado de libre comercio entre varios países de la Cuenca del Pacífico para rebajar las barreras comerciales, y está firmado por Brunéi, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú, y Vietnam.

También promete renegociar el NAFTA, el acuerdo de libre comercio con Canadá y México, o bien abandonarlo. De la misma manera, pide salir del Acuerdo de Cooperación Económica Transpacífico (TTP), firmado en febrero.

Como candidato republicano, prometió ordenar al Departamento de Tesoro que declare a China manipulador de divisas.

Como medidas proteccionistas de la economía norteamericana, también pretende ordenar que se identifiquen los abusos en comercio exterior que afecten a los trabajadores estadounidenses y establecer tarifas para disuadir a las empresas del país de que recoloquen a sus trabajadores en otros países con el fin de traer de vuelta a Estados Unidos sus productos libres de impuestos.

Demandará a sus adversarios

El millonario amenazó con demandar a los que lo acusaron de conducta sexual inapropiada. Trump atacó de nuevo a las mujeres que lo han denunciado y aseguró que “cada una mintió cuando empezó a doler mi campaña”.

En el pasado debate, Trump acusó directamente a los asesores de campaña de Hillary Clinton de armar todo el escándalo en su contra.

El candidato también responsabilizó a Clinton de defender políticas continuistas y un sistema “totalmente amañado“. “No está compitiendo contra mí, está compitiendo contra el cambio y contra todos los ciudadanos estadounidenses”, indico.

Derogación de la reforma sanitaria de Obama

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, dijo que convocará una sesión especial del Congreso para poder “derogar” de inmediato la reforma sanitaria del presidente Barack Obama, el llamado ‘Obamacare’.

“Cuando ganemos el 8 de noviembre y elijamos un Congreso republicano, vamos a poder derogar y reemplazar de inmediato Obamacare”, prometió Trump. Si esa reforma no es eliminada, el sistema estadounidense de salud quedará “destruido para siempre”, advirtió el magnate, que pretende reemplazarlo por Cuentas de Ahorro en Salud, además de permitir que sean los estados los que gestionen los fondos de Medicaid, el sistema que ofrece cobertura sanitaria a las personas con pocos recursos.

La semana pasada se conocieron nuevos datos del Gobierno de Obama que pronostican un aumento medio del 25% el año que viene en las primas de los seguros de salud más populares creados por la reforma sanitaria de 2010.

Nombramiento de la vacante del Supremo

Donald Trump podría nombrar un juez conservador para cubrir la vacante de Antonin Scalia en el Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo es una parte esencial de la separación de poderes del sistema político, y a lo largo de la historia ha tomado decisiones cruciales, como la legalización del matrimonio homosexual en todo el país y el fin de la segregación racial en las escuelas.

El nombramiento de un nuevo juez, con el poder de moldear las leyes de Estados Unidos, llega en un momento crucial para el país, con un nuevo inquilino en la Casa Blanca y muchas dudas sobre sus políticas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.