El perro vagabundo que consiguió hogar tras un cambio de imagen