El partido ultraderechista alemán AfD proclama que el islam “no es parte” del país

 

Frauke Petry, líder del partido alemán
image-363462

Frauke Petry, líder del partido alemán

AGENCIAS La derecha radical alemana, representada por el partido Alternativa por Alemania (AfD), ha aprobado este domingo por abultada mayoría de su congreso federal una moción programática según la cual el islam “no forma parte” de ese país y su versión más ortodoxa es incluso anticonstitucional.

“Un islam ortodoxo, que no respeta nuestro orden y pretende combatirlo, que aspira a imponer su religión sobre las otras no es constitucional”, según el artículo aprobado por esa formación, en la segunda jornada del congreso, que se celebra en Stuttgart (sur).

Dicho artículo lleva por enunciado “El islam no es parte de Alemania” y fue el que más encendidas intervenciones generó, así como pronunciamientos de algunos delegados, según los cuales esa religión esconde “pura ideología política”.

La moción sobre el islam había sido defendida por la eurodiputada y vicepresidenta del partido Beatrix von Storch, representante de su ala radical, quien finalmente tuvo que frenar a los aún más abiertamente islamófobos, que defendían prohibir la inmigración musulmana.

“No pretenderá expulsar a todos los musulmanes”, atajó von Storch, cuando la discusión iba en esa dirección, mientras la presidenta del partido, Frauke Petry, insistía en que la AfD es un partido que predica la “neutralidad religiosa”.

Otros puntos relativos al islam aprobados por el partido apuestan por la prohibición de los minaretes o el burka, así como del pañuelo islámico en las escuelas, por considerarlos símbolos que implican una presencia excesiva en la vida pública de esa religión.

Enfrentamientos con la izquierda

El congreso de la AfD reanudó este domingo sus discusiones sin mayores incidentes, después de que el sábado unos 500 izquierdistas fueran detenidos por tratar de bloquear los accesos al recinto ferial donde tiene lugar la convención de ese partido.

Los arrestados, que formaban parte de una manifestación de unos 1.500 personas, quedaron en libertad la noche del sábado, informaron fuentes policiales, y se mantuvo durante todo este domingo el fuerte dispositivo de seguridad en torno al congreso.

Desde la presidencia de la AfD se ha denunciado la filtración en un portal de internet de signo izquierdista de los nombres, apellidos y números de teléfono de los delegados asistentes.

La jornada inaugural había quedado marcada por los enfrentamientos violentos en la calle y los retrasos en las discusiones entre 2.000 los delegados, en medio de un notable caos organizativo.

Al final de las sesiones del sábado apenas se habían abordado dos de los 14 puntos del programa que fijará la línea de la AfD, formación un auge electoral aupada en el voto de castigo contra la llegada de peticionarios de asilo a Alemania -1,1 millones en 2015-.

El copresidente del partido, Jörg Meuthen, definió a la AfD de representante de un “patriotismo sin complejos”, dispuesta a “presentar resistencia a la llegada incontrolada de inmigración de otras culturas”.

La crisis de los refugiados está en pleno debate político en Alemania. El partido obtuvo un gran impulso en las pasadas elecciones regionales en Alemania, cuando irrumpió con fuerza en los parlamentos de todas las regiones.


Leave a Reply

Your email address will not be published.