Banner-980x90-valors

El nuevo modelo de servicios sociales permitirá cuadruplicar la plantilla de profesionales de los equipos municipales

Presentación del nuevo modelo de servicios sociales.

Presentación del nuevo modelo de servicios sociales.

Valencia Noticias | Redacción.- La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha destacado la apuesta de su departamento por la “remunicipalización· de los servicios sociales a través de la “atención base”, con un incremento presupuestario que permitirá “dotar de una mayor financiación a los municipios para la contratación de profesionales que formarán parte de los equipos multidisciplinares”, pudiendo cuadriplicar la plantilla actual.

Así lo ha explicado la vicepresidenta durante la rueda de prensa que ha ofrecido, junto a la directora general de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia, Mercé Martínez, para presentar el nuevo modelo de servicios sociales que está elaborando la conselleria “con una estructura que planifique, ordene y corrija la falta de gestión en esta área de las últimas legislaturas”.

A este respecto, Oltra ha hecho hincapié en que el nuevo modelo de servicios sociales de la Generalitat “quita burocracia”. Según ha explicado la vicepresidenta, se plantea un itinerario en el que los equipos sociales van, fundamentalmente, a valorar “ya que son los que conocen a las personas”.

Oltra ha señalado que, hasta el momento, los profesionales sociales se encargaban de hacer, también, toda la parte burocrática. Ahora, lo que se busca es “un servicio de proximidad”. “El trabajador social, el psicólogo y el educador que están en el pueblo son los que conocen a las personas. Ellos harán la valoración y el seguimiento y, una vez se haya hecho, esto pasa ya a servicios centrales y ahí ya se gestiona la nómina de dependencia, etc”.

Incremento presupuestario del 118%

Con un incremento presupuestario del 118% respecto a 2016, la Conselleria ha destinado este año un total de 36,6 millones de euros para el fortalecimiento de los servicios sociales municipales, “lo que permite a los ayuntamientos aumentar las contrataciones de personal, pudiendo pasar de los 352 profesionales con los que se contaba hace dos años a los cerca de 1.400 que podrían formar parte de los equipos sociales municipales”, ha destacado Oltra.

La vicepresidenta ha reiterado la necesidad de un cambio del modelo de servicios sociales “desmantelado, burocrático y asistencialista” del antiguo gobierno “por un sistema público digno donde el municipalismo sea el instrumento para fomentar políticas de proximidad y donde los equipos de base puedan trabajar desde la prevención con el objetivo de rescatar personas y ofrecer la atención social que por derecho les corresponde”.

Frente a los datos de riesgo de pobreza y exclusión social de una ciudadanía fuertemente empobrecida durante los últimos años de crisis económica, “la falta de implicación del antiguo gobierno con los derechos sociales dejó unos servicios sociales desmantelados, con menos competencias y escasa inversión en programas de atención a los ciudadanos” ha indicado Oltra.

La vicepresidenta ha denunciado la falta de coordinación existente entre las administraciones durante 20 años, con recursos subvencionados por tres instituciones distintas o la existencia de 118 aplicaciones informáticas diferentes, entre algunos ejemplos, “lo que implicaba que cada ayuntamiento funcionara de manera distinta ofreciendo una atención a la ciudadanía en función del municipio de residencia”.

Red de profesionales para la atención primaria de los problemas sociales

En esta línea, Oltra ha destacado los recortes respecto a la ratio de profesionales del sistema de servicios sociales por el número de habitantes a atender, con una importante diferencia con otros sistemas como el sanitario o el de educación, en el que sí se tienen en cuenta el número de personas que debe atender cada profesional.

Con este panorama, la Conselleria de Igualdad ha diseñado un nuevo modelo que cuente con una red de profesionales, dependientes de las entidades locales, para la atención primaria de los problemas sociales, capaz de compaginar la proximidad a la ciudadanía con los recursos precisos para la cobertura de las necesidades sociales.

Para ello, la vicepresidenta ha señalado que es necesario crear “equipos multidisciplinares con una rigurosa formación profesional”, con el objetivo de que entre 2017-2019 todos los municipios y mancomunidades dispongan de un trabajador o trabajadora social, un educador o educadora social, un psicólogo o psicóloga, un asesor o asesora jurídica y un administrativo o administrativa.

El aumento de personal “repercute en una mejor atención a las personas” ha indicado Oltra, quien ha explicado que con las inversiones realizadas desde su departamento las ratios de profesionales por habitante pasan de un profesional cada 12.742 habitantes en 2015, a uno por cada 8.770 en 2016, con la previsión de que finales de 2017 la cifra baje hasta uno cada 3.211 habitantes.

Escasa financiación estatal

Respecto a los recursos, Oltra ha denunciado la escasa financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad al Plan Concertado para las Prestaciones Básicas, que “debería ser cofinanciado a partes iguales por el ministerio, la Administración autonómica y los ayuntamientos y la realidad es que la aportación estatal es del 17,4%, lo que obliga al Gobierno valenciano y a las entidades locales a asumir el resto”.

A pesar del “maltrato estatal y de la política de recortes del Gobierno español”, desde la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se está trabajando para que los sistemas de protección en la Comunitat “sean el de educación, sanidad, vivienda, empleo y servicios sociales por igual”, ha concluido la vicepresidenta.


Leave a Reply

Your email address will not be published.