El Museo de Bellas Artes restaura el ‘Retrato de Francisco de Moncada’, de Van Dyck

El Péndulo | Redacción.- El Museo de Bellas Artes de Valencia inició los trabajos de restauración del ‘Retrato ecuestre de don Francisco de Moncada’, obra del genial pintor flamenco del siglo XVII Anton van Dyck (1599-1641).

Durante toda la mañana del pasado jueves 22, los operarios descolgaron la pintura de la sala de la colección permanente del Museo en la que habitualmente se expone y la trasladaron hasta el taller de restauración del centro, bajo la supervisión directa de los técnicos del Museo. Ahora, el Departamento de Restauración del Museo iniciará los estudios previos para analizar el estado actual de conservación de la pieza que marcará el procedimiento a seguir para devolver la pintura a su estado original.

De este modo, añade un valor de conocimiento al mostrar tanto el resultado final como los procesos que han hecho posible la recuperación.
image-246778

De este modo, añade un valor de conocimiento al mostrar tanto el resultado final como los procesos que han hecho posible la recuperación.

Por primera vez en la historia del Museo de Bellas Artes de Valencia, todos los pasos que los restauradores del propio museo darán en el complejo proceso de restauración de esta pintura van a ser documentados en soporte vídeo y dados a conocer al público a través de la web del Museo, en cada una de sus etapas. De este modo, añade un valor de conocimiento al mostrar tanto el resultado final como los procesos que han hecho posible la recuperación de esta pieza por los técnicos de Restauración del Museo.

Esta propuesta no es un hecho aislado, sino que se enmarca en la voluntad del Museo de proyectarse no solo con la exhibición de su colección permanente o con las exposiciones temporales, sino, además, desde dentro, para recuperar su condición de centro dinámico de producción de cultura, y no un mero contenedor de arte pasivo.

Francisco de Moncada, tercer marqués de Aytona, nació en Valencia el 29 de noviembre de 1586. Inició su carrera militar con el marqués de Santa Cruz, y tras una misión diplomática en Cataluña, fue enviado como embajador del rey Felipe IV a Viena, donde ejerció su actividad en la corte imperial de los Habsburgo hasta 1629, en que se traslada a Bruselas como consejero de la infanta Isabel Clara Eugenia. En Flandes, Moncada fue nombrado capitán general de la flota, comandante en jefe de las fuerzas terrestres y, a la muerte de la archiduquesa Isabel, en 1633, gobernador general de los Países Bajos hasta la llegada del cardenal-infante Fernando de Austria. Murió en Goch (Alemania), el 17 de agosto de 1635.

En la pintura de Van Dyck que va a ser intervenida por los restauradores del Museo de Bellas Artes, el retratado viste armadura militar, ancho cuello y banda carmín, cabalga sobre un caballo blanco de largas crines, y empuña el bastón de mando como capitán general de los ejércitos.

Este lienzo fue donado en 1941 por las familias Montesinos Checa y Trénor Montesinos a la Academia de San Carlos para ser expuesto en el Museo de Bellas Artes de Valencia.

Una versión idéntica de este retrato ecuestre, realizada por Van Dyck en 1634 durante su corta estancia en Bruselas, se conserva en el Museo del Louvre.


Leave a Reply

Your email address will not be published.