El Museo de Bellas Artes de Valencia incorpora a su colección permanente una selección de láminas del grabador veneciano Piranesi

El Péndulo | Redacción.- El Museo de Bellas Artes de Valencia ha decidido exhibir en su colección permanente una selección de aguafuertes del grabador, arqueólogo y arquitecto veneciano Giovanni Battista Piranesi (1720-1778), considerado como uno de los grabadores más importantes del siglo XVIII.

Los amantes de esta modalidad artística podrán disfrutar en la galería de la planta primera del Museo de siete láminas de gran formato firmadas por el genial artista veneciano. De la serie ‘Vedute di Roma’ (‘Vistas de Roma’) se exhiben ‘Vista de la plaza de España’, ‘Plaza Navona’, ‘Vista del arco de Constantino y del anfiteatro Flavio o Coliseo’, y ‘Frontispicio’ (bustos, medallones, estatuas, el “pie de mármol” del coloso de Constantino, la diosa Palas, etc.).

Plaza Navona. Vedute di Roma (1748-1778). Aguafuerte. Nº inv. 19920. Obra de Piranesi.
image-328077

Plaza Navona. Vedute di Roma (1748-1778). Aguafuerte. Nº inv. 19920. Obra de Piranesi.

Y de la serie ‘Le antichità romane’ (‘Antigüedades romanas’) se han colgado las ‘Vistas del puente y del mausoleo construidos por el emperador Elio Adriano’, Demostración de la manera en que fueron levantados los mármoles para la construcción del sepulcro de Cecilia Metela, y Gran urna de Pórfido con su techo, hallada en el mausoleo de Santa Elena.

Las ‘Vistas de Roma’, serie iniciada a mediados de la década de 1740, es una de las producciones más destacadas de Piranesi y en ella recrea el estado de la ciudad de Roma a mediados del siglo XVIII. En los grabados, los protagonistas son los monumentos, presentados con todos sus ornamentos y detalles, y el uso de personajes solo sirve para afianzar su escala monumental.

De 1756 es la serie ‘Antigüedades romanas’, gran obra publicada en cuatro tomos dedicada a los antiguos edificios de la Roma imperial (tomo 1), los monumentos sepulcrales (tomos 2 y 3), y los puentes, teatros y pórticos de la antigüedad romana (tomo 4). A esta serie pertenece también el retrato de Piranesi grabado por su maestro Felice Polanzani en 1750, que también se ha incorporado a la colección permanente.

El Museo de Bellas Artes de Valencia posee unas 680 láminas de Piranesi, casi todas adquiridas en el mismo siglo XVIII por la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, a iniciativa del pintor valenciano Luis Planes y con un único motivo: “la utilidad de las obras para todos los profesores de las artes”. La última vez que se exhibieron al público fue en una exposición temporal en este mismo Museo (del 5 de julio al 2 de octubre de 2011), en la que se mostró una selección de 55 grabados originales, todos ellos de gran formato.

Dada la fragilidad de las obras sobre papel, además de ajustar el nivel de iluminación a un máximo de 40 lux, los técnicos del Museo de Bellas Artes de Valencia renovarán cada tres meses las obras de Piranesi expuestas para garantizar el correcto estado de conservación de las mismas.

Giovanni Battista Piranesi (Mogliano, Venecia 1720 – Roma, 1778) inició sus estudios en el campo de la arquitectura de la mano de su tío Matteo Lucchesi, posteriormente continuó sus estudios con el también arquitecto Giovanni Antonio Scalfarotto y estudió perspectiva y grabado con el maestro Carlo Zucchi. En Roma estudiará las obras de los maestros Fischer von Erlach, Filippo Juvarra y Ferdinando Galli Bibiena. En 1757 es elegido miembro honorario de la Society of Antiquaries de Londres, y en 1761 académico de la Academia di San Luca. El grabador siempre mantuvo su vocación por la arquitectura y le gustaba denominarse “architteto veneziano”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.