Mi esposa es una heroína“. Esa fue la descripción que realizó Spencer Bishop luego de saber cómo salvó la vida de su pequeño hijo del ataque feroz de dos perros. Fueron entre cinco y siete minutos en que los animales mordieron a ambos, provocándoles heridas en todas las partes del cuerpo.

El niño, de dos años, fue atacado inicialmente en el jardín delantero de su vivienda. Cuando la madre observó la situación, fue a rescatarlo, pero los perros continuaron con sus agresiones. Al intentar ingresar a su propiedad, mientras los canes continuaban con el acoso feroz, la mujer no encontraba las llaves de la puerta principal.

Las imágenes fueron capturadas por las cámaras de seguridad de la casa en Anaheim, California, el pasado martes. “Fue una batalla constante“, dijo Bishop al ver la grabación. El hombre se encontraba en su trabajo al momento del hecho. “Fueron cinco o siete minutos de terror. Ella gritaba y pedía auxilio y afortunadamente dos de los vecinos escucharon. Una mujer llegó con un palo para intentar sacarlos de allí“, añadió.

De inmediato, luego de una llamada de urgencia al 911, ambos fueron llevados al hospital. “Él tiene una gran herida en el rostro, en la pierna, recibió varios puntos y debió someterse a cirugía plástica en la cara. No hay palabras para explicar lo que sientes, a menos que tengas un hijo y una esposa y vieras por lo que pasaron. Mi esposa es una heroína“, explicó Bishop.

Ambos perros fueron puestos en custodia en una institución que cuida de ellos. Los investigadores intentan determinar si hubo algún antecedente de ataques en su pasado. La familia Bishop evalúa si presenta cargos contra sus dueños.