El Levante UD. sí convenció en Burriana con un 0-3

 

Jorge Ramírez

Si los partidos de pretemporada sirven para solidificar ideas y para automatizar distintos movimientos sobre el pasto verde, es muy posible que para Juan Ignacio Martínez y el resto de los componentes de su cuerpo técnico la consecución del tercer gol fuera suficiente para justificar la importancia del ensayo disputado en Burriana.

Por la génesis y la finalización de una acción extremadamente colectiva que, en cierto modo, define el modo de proceder del Levante U.D. de las últimas temporadas. El balón emergió diáfano desde atrás, a partir de las botas ajustadas de Navarro. Rubén se acercó a la orilla del medio del campo como si tratara de oxigenar el juego.

El canterano cuando entró en contacto con el esférico, instalado en la medular, ya sabía que el cuero marcharía hacia el costado izquierdo. Por allí se incorporó a la velocidad del sonido Juanfran. El lateral ganó la línea de fondo y dibujó el pase de la muerte. Juanlu tan sólo tuvo que adecuar el balón al palo largo de la meta del Burriana para cantar el tercer gol de la noche.

La acción, bella y sumamente precisa en su ejecución, contó con una y mil repeticiones en la sesión de entrenamiento de la tarde del pasado jueves. En la confrontación amistosa en el Estadio de San Fernando contó con su plasmación real y de facto. La libreta de Juan Ignacio Martínez se materializó sobre el césped. Los ensayos y las prácticas se traducen en los partidos. Es quizás la máxima expresión del significado que presenta la pretemporada. Muy por encima de los resultados. Las sensaciones prevalecen.

El duelo ante el Burriana sirvió para seguir engrasando el engranaje de la sociedad azulgrana. En ese sentido, y dentro de la planificación propuesta por el técnico alicantino, volvió a emerger la figura enorme de Michel. El despliegue físico del jugador de Burjassot resulta incuestionable. Su presencia es tangible y real.

Ubicado en la medular, junto a Pape Diop, puede aparecer por el centro para galvanizar el juego o puede escorarse hacia los flancos para presionar la salida del contrario. Reclama para sí las faltas que se suceden en las cercanías del área rival o filtra con precisión tratando de rasgar el entramado defensivo del oponente. No fue un partido fácil en el primer acto para los jugadores levantinistas.

El Burriana, un equipo recién llegado a la Tercera División, fue un digno opositor. Asido a las botas de Pepe Castells, un jugador con horas de vuelo en categorías superiores, movió el cuero con soltura y ocupó el campo de manera racional. Fue un bloque sólido e impermeable. Al Levante, pese a contar con la posesión del esférico de forma incuestionable, le costó agujerear la zaga de la escuadra azul. Lo consiguió Roger en una jugada eléctrica en su nacimiento y conclusión. Michel contactó con Serrano y el centro del interior catalán lo remató de cabeza Roger.

El canterano celebró el gol con un gesto de rabia. Para la autoestima de un atacante marcar se convierte en una cuestión capital. Para los delanteros no hay amistosos, ni duelos oficiales. Anotar es una razón de ser.

Roger mereció el premio por la insistencia y por la tenacidad mostrada. Rozó el gol en las confrontaciones anteriores. Y no se arrugó en el partido ante el Burriana. El enfrentamiento permitió comprobar que hay aspectos que son eternas. La fuerza de Koné es descomunal. El marfileño conjugó potencia y eficacia en el gol logrado. Escorado en la parte derecha del ataque granota, superó por velocidad a su par y dobló al cancerbero local con solvencia.

No obstante, parte del gol se debe a la clarividencia de Keylor Navas. El portero lanzó un preciso y certero servicio en profundidad sobre la carrera desaforada del atacante africano. Juan Ignacio optó por repartir minutos en el encuentro. Hubo tiempo material para cambiar la faz del once que saltó al Estadio de San Fernando. Y no hay tregua. En unas horas el colectivo desembarcará en Teruel para medirse al Teruel y al Huesca.

Alineaciones

Burriana; Basevi, Rubio, López, Postín, Cifuentes, Castells, Casanova, Roberto, Víctor Albalat, Miquel y Vicent. También jugaron; Jaume, Elias, Arturo, Gimeno, Abel y Bernat.

Levante: Munúa, Héctor, El Zhar, Serrano, Roger, Jero, Ballesteros, Michel, Moyano, Diop y Paredes.

Árbitro; Abraham Abad. Colegio Valenciano.

Goles: 0-1 M. 33. Roger. 0-2 M. 75 Koné. 0-3 M. 84. Juanlu.

VLCCiudad/Redacción

 

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.