El huracán de la improvisación Charles Gayle actúa este jueves en Valencia

El Péndulo | Redacción.- El Jimmy Glass presenta el jueves 27 de octubre en su sección habitual del Festival dedicada al jazz improvisativo o el free jazz a uno de los saxofonistas más carismáticos, y en parte desconocidos para la mayoría de aficionados que no ahondan en este estilo libre, Charles Gayle, una auténtica leyenda, con una historia a sus espaldas que parece sacada de un libro de William Burroughs

charles-gayle
image-430138

Charles Gayle.

En los años sesenta Gayle soplaba con la fuerza de un huracán. Frecuentaba activamente los ambientes del free y tocaba con Pharoah Sanders, Archie Shepp, Albert Ayler y otros pioneros de esa época. Pero la mala fortuna lo relegó al olvido y no conseguía grabaciones con las que poder vivir en la gran manzana. Cayó en barrena y se quedó sin hogar. Se hizo homeless y malvivió como okupa en una vivienda abandonada en el Lower East Side. Entonces, en un estado de éxtasis divino, encontró a Jesús y se dedicó a tocar para las paredes de su vivienda.

El músico se reencontró así con el legado de Coltrane y desarrolló una tremenda facilidad para llegar a los registros más altos del tenor y alcanzar los límites de su espiritualidad. Entonces, surgió de nuevo a la vida y comenzó a tocar en el metro de Nueva York.

A finales de los años ochenta, la Silkheart Records le graba tres discos y lo trata como un iluminado del jazz. A partir de ahí, comienza a trabajar con regularidad, a salir de gira por Europa y a grabar para el sello alemán FPM, en donde editó el clásico Touchin the Trane, con importantes músicos de la vanguardia neoyorquina como el contrabajista William Parker y el baterista Rashied Ali.

Gran parte de estas grabaciones son magníficas: testimonios musicales, ataques sónicos extravagantes y un fascinante y aguerrido lirismo. En algunos de esos discos, Gayle toca la viola, el clarinete bajo y otras rarezas. Sus solos de clarinete bajo son de una profundidad impactante.

Gayle no se deja llevar por las modas: no existe ningún músico en la escena actual con el impacto emocional de Charles Gayle. Sus últimos discos –en particular Ancient of Days– manifiestan un talento maduro en la improvisación que puede competir con cualquier saxofonista.

Le acompañan en este trío el contrabajista Ksawery Wojcinski y el baterista Max Andrzejewski, ambos grandes improvisadores adheridos a la escuela alemana del jazz improvisativo.

Alto voltaje. Una cita obligada para los amantes de la improvisación.


Leave a Reply

Your email address will not be published.