El GPP acusa a Marzà de “estar hundiendo el sistema educativo valenciano”

t_bea 221215
image-367277
La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha señalado hoy que “el conseller Marzà está quemado y no tiene ninguna credibilidad pues está hundiendo el sistema educativo valenciano”.

Gascó ha indicado que “el conseller Marzà intenta engañar, una vez más, a los ciudadanos cuando anuncia que las pruebas de evaluación que se van a realizar a los alumnos de sexto de primaria de la Comunitat Valenciana no tienen nada que ver con la marcada por la Lomce. Marzà se comprometió el pasado 13 de agosto en la Conferencia Sectorial de Educación a llevar a cabo esa prueba, tal y como marca la ley. Pero ante las presiones de quienes dirigen la Conselleria en la sombra, STEPV y Escola Valenciana, trata de desmarcarse afirmando que es una prueba que nada tiene que ver con la que recoge la ley y marca el Ministerio cuando sabe que eso no es verdad”.

Gascó ha indicado que “por desgracia, estamos acostumbrados a las mentiras y falsedades de Marzà. La misma semana que acudió a un centro concertado a hacerse una foto, anunciaba que a ese mismo centro le retiraba una unidad. Según con quién esté o en qué contexto dice una cosa o la contraria. Pero al final, la mentira tiene las patas muy cortas y se le acaba descubriendo. Marzà no tiene ninguna credibilidad y con la evaluación en sexto de primaria ocurre lo mismo. El próximo viernes acudirá a la Conferencia Sectorial y accederá, tal y como se comprometió, a realizar la “reválida” de Primaria, por mucho que intente enmascararlo”.

La portavoz popular considera que “si realmente quisieran hacer una prueba distinta Educación habría mantenido las evaluaciones diagnósticas que se venían realizando y que tan buenos resultados estaba dando a los centros educativos. No podemos perder de vista que una evaluación es un instrumento de mejora para los centros, una herramienta para detectar fortalezas y debilidades del sistema que permite tomar decisiones para avanzar hacia la excelencia.  Un sistema educativo que no se evalúa, se devalúa”.

“Nos sorprende que este Consell, que se llena la boca hablando de transparencia, no quiera aplicar esta trasparencia a un sistema educativo pagado con el dinero de todos con una evaluación que permita conocer y mejorar. Marzà hace la prueba a regañadientes, obligado por las circunstancias, y anunciando que no lo harán evaluadores externos como novedad cuando esa va a ser la forma de proceder del resto de comunidades autónomas”.

Beatriz Gascó ha indicado que “desde el Grupo Popular tenemos claro que el tripartito no defiende las evaluaciones porque el modelo educativo por el que apuestan es un modelo mediocre para conseguir una igualdad a la baja. No creen ni en la libertad, ni en el esfuerzo ni en el trabajo individual de los centros como herramientas de superación”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.