El Gobierno turco realiza una gran purga militar y detiene a casi 3.000 sospechosos de participar en el golpe de Estado

Valencia Noticias | Agencias.- Las autoridades de Turquía arrestaron a casi 3 mil sospechosos de participar en el fallido golpe de Estado y ordenaron detener a miles de magistrados y miembros de las fuerzas armadas, luego de sofocar un alzamiento de rebeldes que utilizaron tanques y helicópteros militares para tratar de derrocar al presidente Tayyip Erdogan, informó la agencia reuters y la agencia de noticias estatal Anadolu .

Las dos principales ciudades de Turquía, Estambul y Ankara, sufrieron episodios de violencia por varias horas a partir del viernes por la noche, después de que una facción armada que intentaba hacerse con el poder bloqueó el acceso a un puente del Estrecho de Bósforo e irrumpió en la sede de inteligencia y en el Parlamento.

Al menos 265 personas perdieron la vida. Un funcionario del ministerio de Justicia dijo, según la cadena privada NTV, que 161 de los fallecidos eran mayormente civiles y oficiales de la policía, mientras que los 104 restantes eran partidarios del golpe.

Al menos 265 personas perdieron la vida en el intento de derrocar al Gobierno.
image-404799

Al menos 265 personas perdieron la vida en el intento de derrocar al Gobierno.

Pero el intento de alzamiento se desmoronó cuando Erdogan volvió rápidamente a Estambul desde un recinto turístico del Mediterráneo e instó a los turcos a salir a las calles en rechazo a los golpistas, a quienes acusó de querer asesinarlo.

“Pagarán un alto precio por esto”, dijo Erdogan, quien ya había aplacado protestas masivas contra su gobierno hace tres años. “Este levantamiento es un regalo de Dios para nosotros porque será el motivo para limpiar nuestro Ejército”, agregó.

Entre los detenidos se encontraban altos comandantes militares, incluyendo el jefe de la segunda facción de las fuerzas armadas, que protege las fronteras del país con Siria, Irak e Irán, indicó la agencia de noticias estatal Anadolu.

Cientos de soldados fueron arrestados en Ankara por su presunta vinculación al golpe fallido, lo que dejó atestadas las estaciones de la policía.

Algunos tuvieron que ser trasladados por escoltas de la policía en buses a estadios deportivos.

El Gobierno declaró la situación bajo control y dijo que 2.839 personas fueron arrestadas, desde soldados rasos a oficiales de alto rango, incluyendo a quienes integraron la “columna vertebral” de la rebelión.

Las autoridades también iniciaron una purga en el sistema judicial por sospechas de vínculos con el clérigo musulmán, Fethullah Gulen  (enemigo político del mandatario y quien se encuentra radicado en Estados Unidos), al remover de sus cargos y detener a casi 3.000 fiscales y jueces, incluyendo funcionarios de las cortes más influyentes.

Erdogan culpó por el golpe fallido a los partidarios de Gulen, a quien acusó frecuentemente de intentar fomentar un alzamiento del Ejército, los medios y el poder judicial.

Diez miembros del Alto Consejo de Jueces y Fiscales y dos miembros de la Corte Constitucional ya habían sido detenidos, dijeron funcionarios.


Leave a Reply

Your email address will not be published.