El FBI investiga el tiroteo de San Bernardino como “un acto de terrorismo”

AGENCIAS La policía federal de Estados Unidos investiga el tiroteo que el pasado miércoles causó la muerte de 14 personas en San Bernardino, en California, como “un acto de terrorismo“, según ha explicado el director asistente del FBI en Los Ángeles, David Bowdich. “Investigamos estos horribles sucesos como un acto de terrorismo. Seguiremos el curso de la investigación para asegurarnos de que recogemos todas las pistas”, ha afirmado Bowdich en una rueda de prensa.

3393919
image-276908

No tenemos indicios de que estos asesinos formaran parte de una grupo organizado más amplio o de una célula

En Washington, el director del FBI, James Comey, ha declarado que “la investigación ha indicado la radicalización de los asesinos y una potencial inspiración en organizaciones terroristas extranjeras”, aunque ha señalado que “no tenemos indicios de que estos asesinos formaran parte de una grupo organizado más amplio o de una célula. No hay indicios de que fueran parte de una red”.

Los investigadores han llegado a la conclusión de que Tashfeen Malik y su esposo Syed Farook, supuestos autores del tiroteo a quienes posteriormente dio muerte la policía, habían hecho una “amplia planificación” del ataque, según Bowdich.

La pareja tenía dos rifles de asalto de estilo, dos pistolas semiautomáticas, 6.100 cartuchos de munición y 12 bombas caseras en su casa cuando murieron, según las autoridades. Debido a la candidad de armamento, los investigadores están tratando de determinar si tenían la intención de llevar a cabo un ataque más elaborado.

Ambos sospechosos destruyeron sus teléfonos móviles y pretendían hacer lo propio con sus huellas digitales, según ha explicado, pero han sido recuperadas por las autoridades.

Asimismo, el responsable del Buró Federal de Investigaciones ha explicado que se han encontrado conexiones “telefónicas” entre los sospechosos y “otros sujetos de nuestra investigación”.”Hay una persona, y la tenemos localizada, que compró dos de esas armas”, ha indicado Bowdich, que ha precisado que esa persona no ha sido arrestada.

Vehículo en el que los supuestos atacantes se dieron a la fuga antes de ser abatidos por disparos de la PolicíaVehículo en el que los supuestos atacantes se dieron a la fuga antes de ser abatidos por disparos de la Policía

Mensaje en Facebook

Esta misma tarde, según fuentes cercanas a la investigación citadas por varios medios, se ha conocido que Tashfeen Malik había prometido lealtad al líder del Estado Islámico (EI) en un mensaje en Facebook.

Acerca de esta información sobre el posible vínculo entre Malik y el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Bowdich ha dicho que el FBI “está al corriente” e “investigando” ese extremo. El agente del FBI también ha pedido calma a la población: “No permitan que esto cause una histeria general. No estamos en esa situación”, apuntó Bowdich.

Según la emisora de televisión CNN, que cita a tres agentes vinculados a la investigación del tiroteo, Malik publicó en una cuenta de Facebook con un nombre diferente al suyo un mensaje de lealtad al líder del EI, Abu Bakr Al Bagdadi. Por su parte, la cadena de televisión NBC, que menciona como fuente a un funcionario familiarizado con los detalles de la investigación, asegura que ese mensaje fue publicado “justo antes del ataque”.

Los abogados de la familia de Syed Farook han declarado a los medios que no hay ninguna evidencia de que ni el propio Farook ni su mujer tuvieran vínculos con ningún grupo terrorista. Han reconocido que Farook era un tipo retraído, con pocos amigos, aunque no tenía puntos de vista extremos. La familia estaba al tanto de que tenía dos armas cortas y sabían que sus compañeros de trabajo se habían burlado de su barba, según los abogados. En cuanto a Malik, la describen como un ama de casa “cariñosa y de voz suave”.

Inspirados en el EI, pero sin relación aparente

Mientras, el diario The New York Times, que también cita a funcionarios de la investigación, afirma que en este momento la hipótesis que predomina es la de que Malik y su esposo, Syed Farook, se radicalizaron por sus medios y se inspiraron en el EI, sin recibir órdenes directas del grupo yihadistas de llevar a cabo la matanza.

En los días previos al tiroteo, que causó también 21 heridos, el matrimonio tomó medidas para borrar información de algunos de sus dispositivos electrónicos, según los últimos detalles divulgados de la investigación. Por ello, las autoridades creen que el tiroteo fue premeditado y planeado con cierta antelación.

Los investigadores hallaron ayer bombas caseras y armamento en la vivienda de los sospechosos, que en la mañana del tiroteo dejaron a su hija de seis meses con su abuela, argumentando que tenían una cita médica. Farook, de 28 años y nacionalidad estadounidense, era musulmán y llevaba dos años casado con Malik, de 27 y nacida de Pakistán.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó ayer que es “posible” que el tiroteo estuviera “relacionado” con el terrorismo, pero que aún no se sabe con certeza, y aseguró que el FBI llegará “hasta el fondo” de lo sucedido.


Leave a Reply

Your email address will not be published.