Juicio ‘caso Nóos’ El exdirector de Deportes afirmó que Matas ordenó pagar “sin discusión”

El caso Nóos, también conocido como caso Urdangarín o como Operación Babel, es un caso de presuntacorrupción política que comienza en 2010 como un caso derivado del caso Palma Arena al ser encausados los dirigentes del Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin, ex duque consorte de Palma de Mallorca, y su exsocio Diego Torres. Los cargos por los que están imputados por la Fiscalía Anticorrupción son malversación, fraude, prevaricación,falsedad y blanqueo de capitales. Las actividades delictivas habrían sido realizadas a partir de la fundación sin ánimo de lucro que dirigían, Nóos, así como de una red societaria de empresas asociadas a Nóos.

El día 11 de enero de 2016 se celebró la vista oral ante la Audiencia Provincial de Baleares.

3481686
image-320246

Tres ex altos cargos del Govern balear han admitido este miércoles ante el tribunal haber ejecutado la orden de contratar al Instituto Nóos porque tenía detrás a Iñaki Urdangarin, una decisión que han atribuido al expresidente Jaume Matas, como ya hizo el martes el ex director general de Deportes, José Luis “Pepote” Ballester.

Ninguno de los tres ex altos cargos que han declarado, el exdirector de la Fundación Illesport, Gonzalo Bernal; el exgerente de Ibatur, Juan Carlos Alía y el ex asesor jurídico de dicha empresa pública, Miguel Ángel Bonet, recibió una orden directamente de Matas, pero los tres conocían que las instrucciones que les daban procedían de él y no cabía discutirlas.

El exdirector de la Fundación Illesport, Gonzalo Bernal, ha admitido que redactó actas de las reuniones del patronato que no se celebraron y que las decisiones sobre la contratación de Nóos “siempre venían” del expresidente, en su declaración en la tercera jornada del juicio del caso Nóos, solo un día después de que el arrepentido ‘Pepote’ Ballester reconociera también que se falsearon actas.

Bernal ha asegurado que las decisiones sobre estas actas “venían desde Presidencia” se las comunicaba Ballester y que él era quien se encargaba de redactarlas, según su declaración como uno de los 17 acusados entre los que también se encuentran la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin.

“Son cuestiones que venían decididas desde Presidencia; se había acordado, nosotros no entramos a valorar”, ha señalado Bernal en referencia a la contratación del Instituto Nóos para el patrocinio del equipo ciclista Banesto y que la decisión se la comunicó Ballester. “Me comunicó Ballester que ya estaba decidido el patrocinio “, ha explicado.

El acusado, para quien la Fiscalía solicita una pena de ocho años de prisión, ha subrayado que el patronato del Illesport, del que salían los fondos para el pago de la oficina ciclista, nunca se reunió y, por tanto, nunca debatió ni adoptó decisión alguna. “Las actas se redactaban a posteriori para dar cobertura legal a los acuerdos adoptados de antemano”, ha subrayado contundente.

Se contrató a Nóos porque “detrás estaba Urdangarin”

Además, según Bernal, se contrató al Instituto Nóos para la organización de dos foros sobre turismo y deporte en 2005 y 2006 en Palma, por los que percibió un total de 2,3 millones de euros, y, aunque no estuvo presente en las negociaciones, desde el Govern le comunicaron la intención de poner en marcha el proyecto porque detrás “estaba Urdangarin“.

Más en concreto, desde el Govern le transmitieron que la contratación con el Instituto Nóos se iba a llevar a cabo mediante un convenio de colaboración, lo que permitía eludir la celebración de un concurso público al que pudieran concurrir otras empresas, si bien ha manifestado desconocer quién decidió tramitarlo mediante esta fórmula.

Sabía que era una ilegalidad, eran cosas que había que sacar a concurso

En su declaración, a las preguntas formuladas por la letrada de Manos Limpias, Virginia Negrete, sobre los convenios con Nóos ha reconocido que “sabía que era una ilegalidad” porque “eran cosas que había que sacar a concurso”.

Antes, Bernal también ha calificado como “laxa” la legislación que regulaba a las fundaciones en esos años. “Dudo mucho que hubiera superado los controles de la administración si se hubiera tramitado desde la Dirección General de Deportes”, ha señalado después al ser preguntado.

El exgerente de la Fundación Illesport también ha reconocido que llegaron a modificarse los estatutos de la fundación para que el “objeto social” de la fundación se ampliara y pudiera dar cobertura al patrocinio del equipo ciclista. La orden de patrocinar al equipo, ha señalado, “estaba adoptada”, aunque todavía no se había formalizado el contrato y hubo que modificar los estatutos porque no quedaba dentro de su objeto social.

Urdangarin propuso al Govern el patrocinio del equipo ciclista

Además, ha especificado que, en relación a la puesta en marcha de una oficina para el seguimiento del equipo ciclista Illes Balears-Banesto propuesta por Urdangarin, mantuvo una reunión con el exsocio de éste Diego Torres y otros exaltos cargos de Baleares para abordar la gestión del proyecto puesto que tanto su impulso como su precio, de 150.000 euros públicos más IVA, “ya estaban adoptados”.

De hecho, a preguntas de la fiscal anticorrupción Ana Lamas, ha relatado que “mucho antes” de la formalización del contrato para la materialización de esta iniciativa “se habían venido haciendo actividades y trabajado en ello”.

Preguntado por el abogado de Diego Torres, Manuel González Peeters, sobre el proyecto para patrocinar el equipo ciclista, el exdirector de Illesport ha coincidido con la versión de ‘Pepote’ Ballester, al asegurar que fue Iñaki Urdangarin quien propuso al Govern que éste patrocinara al equipo ciclista, entonces liderado por José Manuel Echavarri y Eusebio Unzue.

El exdirector de Ibatur señala a Matas

De acuerdo con el orden de comparecencias de los acusados propuesto por la Fiscalía, después ha comenzado a prestar declaración el exdirector del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Juan Carlos Alía, quien ha señalado también a Matas como responsable de las decisiones del Govern en la contratación del Instituto Nóos.

Juan Carlos Alía ha explicado que ‘Pepote’ Ballester le trasladó la orden de Matas de que Ibatur se encargara de los gastos en artículos de promoción del equipo ciclista y la creación de la página web. “El presi ha dicho que esto lo tenéis que pagar vosotros“, así ha recordado las palabras que le dirigió Ballester.

“No sé si era porque estaba Urdangarin, la orden era que pagara los 120.000 euros, me dijeron que había que pagar y que había que hacerlo con estos señores”, ha señalado en respuesta a la pregunta de la fiscal anticorrupción sobre la contratación de Nóos Consultoría, una de las empresas que integraban el entramado urdido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres presuntamente para apoderarse de los fondos públicos.

Bonet: “No era algo que estuviera bien hecho pero lo tenía que hacer”

El siguiente en declarar, el exsecretario y ex asesor jurídico de Ibatur, Miguel Ángel Bonet, ha señalado que fue Alía quien la trasladó la orden de hacer un informe jurídico para que el convenio no se encontrara sin un respaldo y que le dijo que “todo lo que venía de presidencia no se discutía“.

“Fui consciente de que no era algo que estuviera bien hecho pero lo tenía que hacer“, ha señalado Bonet en respuesta a la pregunta de la letrada de Manos Limpias antes de reconocer que se arrepiente de haber realizado ese informe que fue una “mera formalidad” y que en ese informe se mencionó un expediente de referencia que en realidad no existía. “Fue un error gravísimo al que debería haberme opuesto“, ha dicho el acusado.

También ha reconocido que si la contratación no se hubiera hecho en forma de convenio “habría que haberle dado la forma de publicidad y concurrencia“.

Declaran varios ex altos cargos

El siguiente en declarar, este jueves, será el expresidente Jaume Matas, para quien la Fiscalía pide una condena de 11 años de prisión, y después serán interrogados el excontable de Nóos, Marco Antonio Tejeiro, y los acusados de la rama valenciana y la madrileña, antes de que declaren los dos principales acusados: Diego Torres y Urdangarin.

Para el final quedan el exvicealcalde de Valencia, Alfonso Grau; el asesor fiscal Salvador Trinxet y la infanta Cristina, que será la última.

El operativo de seguridad de la Policía Nacional que arrancó el primer día del juicio, el 11 de enero, se mantuvo este martes en la segunda jornada y continúa, si bien la afluencia de periodistas ha disminuido, sobre todo con menos informadores gráficos.

El exdirector general de Deportes José Luis ‘Pepote’ Ballester, abrió este martes las declaraciones en el juicio señalando al expresidente del Govern Jaume Matas como responsable de ordenar que se contratara a Iñaki Urdangarin sin cuestionar los 2,5 millones de euros que cobró Nóos de la administración balear.

Las declaraciones de los 17 acusados están previstas de martes a viernes hasta el 26 de febrero. A continuación, a partir del 8 de marzo, comparecerán los testigos, más de 350.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.