El Estado Islámico toma la histórica ciudad de Palmira y domina el 50% de Siria

Valencia Noticias | Agencias.- El grupo terrorista Estado Islámico controla ya más del 50% del territorio sirio, después de hacerse con la mayor parte del desierto central del país, donde se ubica la ciudad monumental de Palmira, tomada ayer por los yihadistas, informaron el jueves activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que los radicales dominan 95.000 kilómetros cuadrados de Siria y están presentes en nueve provincias: Homs, Al Raqa, Deir al Zur, Al Hasaka, Hama, Alepo, Damasco, Rif Damasco y Sueida.

De esta manera, los extremistas se extienden de este a oeste por una área que va desde el sur del monte Abdelaziz y el pueblo de Al Hul, en Al Hasaka (noreste), hasta la periferia de Marea, en Alepo (noroeste), pasando por casi toda Deir al Zur y Al Raqa (noreste) y el desierto central sirio.

Hacia el sur, los yihadistas controlan zonas al este de Damasco, así como partes del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk y del distrito de Hayar al Asuad, al sur de la capital, y puntos del norte de Sueida (sur). Además, en la provincia meridional de Deraa, hay grupos que se sospecha que son leales al Estado Islámico.

Palmira
image-193305

Palmira.

“Los combatientes del Estado Islámico están en todos lados en Tadmor [nombre árabe de Palmira], también junto al sitio arqueológico” situado en el suroeste de la ciudad, dijo a la agencia AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Según el OSDH, las tropas del régimen sirio se retiraron de sus posiciones dentro y en la periferia de la ciudad, abandonando puestos militares de toda la Badiya (desierto sirio), el aeropuerto militar y la prisión en la que los yihadistas entraron por la noche.

La caída de esta ciudad de 2.000 años en manos del ISIS hace temer por sus célebres ruinas, inscritas como patrimonio mundial de la Unesco.

Los radicales tienen en su poder la mayoría de los campos de gas del país, menos el yacimiento de Al Shaer, en el este de Homs y en manos del régimen, y el de Ramilan, en manos de las Unidades de Protección del Pueblo (milicias kurdo sirias), en Al Hasaka.

El Estado Islámico proclamó a finales de junio de 2014 un califato en Siria e Irak.

Los extremistas han logrado expandirse en el territorio sirio pese a los bombardeos de la coalición internacional, iniciados el pasado 23 de septiembre.

Analistas consultados por la agencia de noticias Efe destacaron que esos ataques aéreos son “ineficaces” y que lo que se necesita para frenar al ISIS son “botas sobre el terreno”.

“Las tropas del régimen se derrumbaron y se retiraron de todas las posiciones sin ofrecer resistencia”, aseguró Mohamad Hasan al Homsi, militante originario de Palmira.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.