El equipo de Gobierno de Rocafort propone instalar un foto-rojo y la oposición lo rechaza en el pleno

Valencia Noticias | Redacción.- El pasado 30 de enero el Ayuntamiento de Rocafort propuso en el pleno municipal instalar un foto-rojo para conseguir que los conductores respeten las fases del semáforo ubicado entre la Calle Mayor y la Calle Valencia, en las inmediaciones de La  Casa de la Cultura y el C.P San Sebastián. Según el Primer Teniente de Alcalde, Víctor Jiménez Bueso, la finalidad de esta propuesta es “que los conductores reduzcan la velocidad de sus vehículos para que los peatones puedan cruzar la calle con más seguridad, especialmente en las horas de entrada y salida del colegio público, cuando hay afluencia de niños y niñas en ese tramo de la vía y pueden darse situaciones de riesgo”. Esta medida de seguridad vial no se aprobó finalmente en el pleno, ya que PP e IxR votaron en contra.

Foto NP Foto-rojo

El dispositivo que rechazó el pleno detecta la infracción cometida y toma una fotografía para después emitir una sanción al responsable. Jiménez explica que “no se trata de pillar a nadie, puesto que la propuesta consiste en señalizar de manera visible el dispositivo del foto-rojo. Lo que pretendemos es eliminar situaciones de riesgo en las inmediaciones del colegio público y por eso pedimos instalar un sistema que asegure que todos vamos a respetar las señales de tráfico y que habrá menos peligro para los alumnos del CP San Sebastián y los usuarios de la casa de la cultura”.

El Ayuntamiento (gobernado en minoría por el PSPV-PSOE) hizo esta propuesta tras conocer un informe del inspector jefe de la Policía Local en el que se alertaba sobre el riesgo de accidentes en la zona. Para estudiar la situación, antes de proponer una solución al Pleno, el equipo de Gobierno ordenó la instalación de un foto-rojo en periodo de prueba de un mes con la finalidad de medir la frecuencia de paso de vehículos y disponer de datos sobre el número de infracciones que se producen al día. Los resultados indican que de una media diaria de 726 vehículos, 27 hacen caso omiso del semáforo en rojo. Además, el mayor número de estas infracciones se cometieron entre las 12:00h y las 18:00h, cuando mayor afluencia de peatones hay en la zona y coincidiendo con los horarios de entrada y salida de los niños del colegio.

La consecuencia de que muchos de los conductores no respeten el semáforo en rojo ubicado entre estas dos vías es que, al no parar, circulan con exceso de velocidad por una curva cerrada muy transitada, donde se encuentra la Casa de la Cultura y el C.P. San Sebastián, provocando con ello un riesgo para los peatones que cruzan la calle. Por este motivo el equipo de Gobierno lamenta que no se haya aprobado la iniciativa y considera necesaria la implantación de un mecanismo que disuada a los infractores de entrar en la vía a mayor velocidad haciendo caso omiso de las señales.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.