Los ladrones que atracaron en París a la estrella estadounidense Kim Kardashian en el apartamento de lujo del centro de la ciudad en el que estaba alojada perdieron en su huida una de las joyas que habían sustraído, informó este domingo el canal de televisión M6.

La alhaja se descubrió en las proximidades de la calle Tronchet, cerca de la plaza de la Madeleine, donde se encuentra la exclusiva residencia que la mediática de 35 años había alquilado para su estadía en París.

La joya se ha convertido en un objeto de prueba en manos de la Brigada de Represión de los Bandidos (BRB) que se encarga de la investigación.

Las autoriades no tienen dudas de que forma parte del botín que se llevaron los asaltantes de la habitación en la que se encontraba Kardashian. 

El lunes a la madrugada los criminales amenazaron al vigilante del hotel y amordazaron a la esposa del rapero Kanye West para arrebatarle sualianza y un cofre con joyas de un valor estimado en al menos USD 10 millones.