El Departamento de Seguridad insta a la no utilización de globos chinos y farolillos voladores

El Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, a través de la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología, ha instado a la no utilización de los denominados globos chinos y farolillos voladores (también conocidos como globos de luz o velas flotantes) al entender que su uso entraña un elevado nivel de riesgo en lo que se refiere a la activación de incendios forestales.

La DAEM recuerda que este tipo de artilugios, de origen asiático, y muy populares en los últimos tiempos en fiestas y celebraciones, conllevan sin embargo un peligro potencial al estar fabricados con papel y dotados de una pequeña llama en su interior.

Aunque los globos y farolillos se lancen desde zonas urbanas, el aire caliente generado dentro de su estructura hace que se eleven y recorran grandes distancias sin control con el consiguiente riesgo de que puedan producir incendios.

Este riesgo potencial se agudiza aún más si cabe durante estas fechas navideñas ya que según los pronósticos de la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, la CAV continúa condicionada por la misma tendencia anticiclónica de las últimas semanas, con viento sur, humedades bajas y temperaturas altas para las fechas en las que nos encontramos.

Por ello, la DAEM insta a no utilizar este tipo de artilugios voladores al tiempo que recuerda que las Diputaciones Forales han prohibido hacer fuegos de quemas y rastrojos, siendo precisamente estos organismos los encargados de otorgar las correspondientes autorizaciones.

Material pirotécnico

Por otro lado, la DAEM ha hecho un llamamiento a la prudencia en lo que respecta al uso de material pirotécnico, tan habitual en estas fechas.

A este respecto, la DAEM recomienda adquirir dicho material en establecimientos autorizados, a fin de que los materiales cumplan con todos los requisitos de seguridad, y leer atentamente las instrucciones de uso por muy fácil que pueda parecer su manipulación.

Del mismo modo se debe evitar su uso por parte de los menores, nunca encenderlos en el interior de las viviendas, en zonas con vegetación y en aquellos lugares donde exista riesgo de dañar a otras personas o provocar incendios.

La DAEM desaconseja también portar los petardos en los bolsillos y recuerda, asimismo, que es peligroso encenderlos en el interior de envases de vidrio o dentro de ladrillos ya que su explosión podría provocar un efecto metralla.

En cualquier caso, y como norma general, es recomendable encender la mecha por su extremo a fin de asegurarnos de que tendremos tiempo suficiente para apartarnos.

Por último, si se trata de un cohete o chupín, siempre lo manipularemos ayudados por su lanzadera o soporte correspondiente. En el caso de los fuegos artificiales mantendremos la distancia de seguridad pertinente.


Leave a Reply

Your email address will not be published.