El déficit de la Comunitat Valenciana cae un 84% en mayo

El déficit de la Comunitat Valenciana se ha reducido drásticamente en el mes de mayo pasado en relación al mismo periodo de 2015, según se desprende de los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. En concreto, el desfase entre ingresos y gastos en términos de contabilidad nacional -que es el criterio que se sigue para la notificación a la Unión Europea- se ha minorado un 84%, al pasar de -814,13 millones, el 0,80% del PIB valenciano, a -137,73 millones, el 0,13% de la riqueza que genera la Comunitat Valenciana, con datos homogéneos para ambos ejercicios y ajustando el efecto de la liquidación de 2014 que se cobró la semana pasada con un reparto equitativo de estos recursos a lo largo de los siete primeros meses.

La comparación, que permite ofrecer una imagen fiel de la situación al incluir el volumen de recursos dispuestos realmente por la Generalitat, revela que mayo pasado se cerró con seis veces menos déficit que en el mismo mes de 2015. En cinco meses, la caída del déficit es de 676,4 millones (al pasar de los citados 814,13 millones a -137,73 millones), un descenso en cifras absolutas del 83%.

Para el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, los datos suponen la constatación de que “estamos haciendo los deberes” y “hemos introducido clarísimamente factores de rigor en la gestión”. “Aún así -enfatizó Soler-, la Generalitat reivindica ante el Gobierno central la reforma del sistema de financiación para recibir 1.325 millones adicionales, que son los que nos situarían con los mismos recursos económicos por habitante que el conjunto de las comunidades”. “Los valencianos no somos menos que nadie”, ha recalcado Soler, quien ha subrayado que el sistema de financiación “está caducado desde el 1 de enero de 2014 pero el Gobierno central se ha negado a resolverlo; la Generalitat exige que se cumpla la Constitución porque los valencianos tenemos los mismos derechos que los demás”.

En ese sentido, advirtió de que la infrafinanciación es una realidad “gravísima” y la Generalitat “sigue necesitando esos 1.300 millones que se reivindican de mejora de la financiación autonómica para cumplir con el límite del déficit cuando acabe este año”. El techo autorizado para todo el ejercicio es del 0,7% del PIB. En 2015, con datos homogeneizados de la liquidación, ya se había rebasado ese tope en mayo (-0,80%), mientras ahora todavía se está lejos, con el citado -0,13%.

“Una hipoteca de 47.000 millones para generaciones futuras”
Soler también ha destacado la labor de “limpieza contable” que está acometiendo el actual Consell, “tras 20 años de descontrol en los que los anteriores gestores llevaron a la bancarrota a la Generalitat, con una hipoteca de gasto para ejercicios futuros que supera los 47.000 millones de euros, la inmensa mayoría de ellos deuda e intereses”. “Es un lastre muy duro que tendrán que pagar las generaciones venideras por culpa de una gestión irresponsable que ahora se está reconduciendo”, ha señalado el responsable de Hacienda

El Ministerio de Hacienda ofrece todos los meses los datos de déficit incluyendo los anticipos a cuenta de la liquidación de julio que ha ido repartiendo entre las comunidades. Con ese criterio, la reducción de los números rojos de la Comunitat Valenciana resulta también espectacular, del 31,3%, al pasar de -787 millones a -541 millones, un descenso del 34% en términos porcentuales, ya que de representar el 0,77% del PIB valenciano se ha situado en el 0,51%. En 2016, seguiría por debajo del 0,70%, no así en 2015.

No obstante, en el mes de mayo los anticipos apenas desvirtúan las cifras, ya que en 2015 transfirió 516 de los 684,4 millones de la liquidación de 2013 mientras en 2016 adelantó 536 de los 1.314,9 millones que correspondían del cierre de 2014.

La Comunitat Valenciana es la que mayor importe cobra en términos relativos en la liquidación del modelo. Es otra derivada del agravio que acarrea el sistema de financiación caducado, ya que el trasfondo es que el Gobierno retiene casi dos años unos recursos que pertenecen a la Comunitat Valenciana. Por este motivo, para comparar cifras homogéneas teniendo en cuenta el volumen real de recursos dispuestos, en el caso de la Comunitat es obligado el reparto de la liquidación y así poder comparar magnitudes homogéneas y fieles a la realidad financiera.


Leave a Reply

Your email address will not be published.