El crowdparking podría librar a la atmósfera de 560mg de NOx cada vez que se aparca

mobile
image-265476
Hace unos días los elevados niveles de contaminación atmosférica alcanzados en Madrid llevaron al Ayuntamiento de la capital a activar por primera vez su plan de restricciones al tráfico para reducir la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire.  Al igual que Madrid, otras grandes ciudades como Barcelona, Valencia o Granada también sufren las consecuencias de la polución e incluso la Ciudad Condal ha puesto en marcha algunas medidas al tráfico para reducirla. Aun así, la contaminación sigue siendo un tema de preocupación y la importancia de permanecer alerta y buscar soluciones para evitarlo es permanente.

El elevado tráfico que a diario soportan las grandes ciudades es una de las principales causas de la contaminación de los cielos de éstas y las dificultades para encontrar aparcamiento en la calle unido a las vueltas y vueltas que tienen que dar los conductores hasta conseguir un sitio libre donde estacionar su vehículo solo se traduce en más emisiones contaminantes hacia el ambiente. Practicar el crowdparking puede paliar en gran medida esta situación. Según Wazypark, la primera app que avisa de sitios libres para aparcar en la calle gracias a la colaboración de los conductores, cada vez que un conductor practica el crowdparking se podría librar a la atmósfera de 560mg de NOx (Óxido de Nitrógeno).

Para llegar a esta conclusión, Wazypark ha hecho un estudio con el objetivo de ver en qué medida el crowdparking ayuda a mejorar la calidad del aire en ciudad. Según distintitos estudios, los conductores tardan de media unos 20 minutos para encontrar aparcamiento. Si ponemos como ejemplo que un conductor mientras busca un sitio libre donde estacionar circula a una velocidad media de entre 20 y 30km/h recorrería en ese tiempo un total de 8’320km hasta que consigue aparcar. Si tenemos en cuenta que el límite máximo de emisiones de NOx estipulado por Europa son 80mg por kilómetro, esto supondría un total de 640mg de NOx emitidos a la atmósfera. Según datos de Wazypark, gracias al crowdparking el tiempo medio para aparcar se reduce hasta los 2’41” lo que supondría circular tan solo 1 km y 80mg de NOx emitidos al ambiente. Como conclusión, 560mg de NOx menos expulsados a los cielos de la ciudad al reducir el tiempo de búsqueda de sitio para estacionar.

El crowdparking es una iniciativa pionera a nivel mundial puesta en marcha por la app española Wazypark y no es más que la colaboración de los propios conductores que se avisan entre ellos cuando dejan un aparcamiento libre en la calle para que otros puedan beneficiarse. Esos avisos pueden verse en tiempo real en la aplicación. Según Carlos Rodríguez, director general de esta app: “esta práctica es muy beneficiosa para el medio ambiente no solo en las grandes ciudades españolas también en las pequeñas y en cualquier otra ciudad del mundo. Esto es porque los conductores pueden ver al instante dónde hay sitios libres para aparcar en la ciudad y dirigirse directamente a ellos sin tener que estar dando vueltas y vueltas, reduciendo así tiempo, consumo de combustible y como consecuencia menos emisiones de gases a la atmósfera.”

Teniendo como referencia los últimos datos derivados de la situación vivida en Madrid, desde Wazypark han querido comprobar si en alguna manera las zonas con mayor contaminación podrían estar vinculadas con las que más problemas para aparcar concentran. A partir de los resultados arrojados por las 24 estaciones de medición de la contaminación atmosférica que hay en la ciudad de Madrid y que entre las 19h y las 23h se registran los niveles más elevados de polución, según los datos extraídos de la propia aplicación seis de esas estaciones que registraron índices elevados de polución coinciden con las zonas que concentran también los principales problemas para encontrar aparcamiento en ese tramo horario. En concreto estamos hablando de las estaciones de Plaza de España, Cuatro Caminos, Méndez Álvaro, Castellana y Plaza de Castilla que superaron en todos los casos los 200 miligramos de NO2 por metro cúbico permitidos y que a diario, según Wazypark, son las zonas que más problemas presentan a los conductores a la hora de aparcar su vehículo en la calle a última hora de la tarde cuando la gran mayoría regresa a casa tras la jornada laboral. En conclusión, entre otros factores, los vehículos dando vueltas para encontrar aparcamiento agravan la contaminación.

El crowdparking sigue sumando adeptos

Según datos registrados por Wazypark, ya cuenta con más de 600.000 usuarios y a diario se están compartiendo una media de 50.000 sitios libres donde aparcar. Esta aplicación, totalmente gratuita, además ha crecido en los últimos tres meses un 233% llevándola a situarse como la app más descargada en su categoría tanto en IOS como en Android por tercer mes consecutivo. “Queremos que los conductores sean conscientes de la importancia y lo fácil que es colaborar entre ellos avisándose de los sitios que van desocupando porque no solo se puede ahorrar estrés al volante sino sobre todo se puede contribuir gracias al crowdparking crear ciudades más eficientes y con un aire mucho más limpio”, señala el responsable de la app.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.