El Consorcio de Museos recupera la figura de Daniel Vázquez Díaz

El Péndulo | Redacción.- El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana y la Colección Rafael Botí presentan la primera gran exposición retrospectiva dedicada a Daniel Vázquez Díaz en la Comunitat Valenciana.

La exposición se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Castellón, con el apoyo de CulturArts Castellón, hasta el próximo 28 de junio. La muestra fue presentada ayer por el director gerente del Consorcio de Museos, Felipe Garín, junto al alcalde de Castellón de la Plana, Alfonso Bataller y el President de les Corts, Alejandro Font de Mora, además del propietario de la colección, Rafael Botí, el comisario de la muestra, Carlos García Osuna, así como el director del Museo, Ferrán Olucha.

Vázquez Díaz es una de las grandes figuras de la vanguardia histórica española. El maestro de Nerva, es una figura clave de la pintura española del siglo XIX y XX, autor de los frescos del Monasterio de la Rábida (Huelva) donde se muestra el Descubrimiento de América.

El artista pintó estos murales evocando la gesta de Cristóbal Colón, entre 1928 y 1930. La obra se inició con todas las bendiciones del entonces rey Alfonso XIII, que la subvencionó con 60.000 pesetas y asistió a la inauguración de los frescos del convento.

Partida de Colón de Daniel Vázquez Díaz.
image-185721

Partida de Colón de Daniel Vázquez Díaz.

Pese a ser uno de sus trabajos más conocidos no fue éste el único de sus logros. La selección de óleos, acuarelas y dibujos procedentes de la colección Rafael Botí, la mejor que existe del autor, permite mostrar una gran parte de su producción y con ella reconocer a las personalidades europeas de tres generaciones que pasaron por su pincel.

Además de ser un notable paisajista, Vázquez Díaz destacó como retratista de los grandes intelectuales de su época como Rubén Darío, Unamuno, Pío y Ricardo Baroja, Juan Ramón Jiménez o Salvador de Madariaga. El propio Juan Ramón Jiménez prologa en 1921 su exposición en el Museo de Arte Moderno de Madrid.

Vázquez Díaz conoció a la escuela española de París, entablando amistad con Picasso, Juan Gris o Modigliani. En 1918 regresó a España convirtiéndose en maestro de las nuevas generaciones de artistas como José Caballero, Díaz-Caneja, Rafael Canogar, Cristino de Vera y Rafael Botí, padre del coleccionista.

El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana pretende con esta muestra acercar al público valenciano a uno de los autores más importantes de la vanguardia histórica española y reconocer asimismo la labor del coleccionista Rafael Botí, gracias al cual el trabajo de Vázquez Díaz se ha podido seguir estudiando.

El director-gerente del Consorcio de Museos, Felipe Garín, explica en su texto del catálogo que “la magnífica colección de obras de Vázquez Díaz, procede de la admiración continuada hacia él, hacia su magisterio, hacia su obra misma, mantenida a través del tiempo por su discípulo más próximo, el que más recoge sus amplios registros, por Rafael Botí. Y lo que es más destacable es que todos esos valores dichos se continúan a través del hijo de éste, no ya artista pero sí sensible hacia el arte, Rafael Botí “junior”.

La exposición ‘Daniel Vázquez Díaz en la colección Rafael Botí’ se exhibirá de forma itinerante en las tres provincias: en el Museo de Bellas Artes de Castellón estará abierta desde hoy y hasta el próximo 28 de junio; en el Centro del Carmen de Valencia se podrá ver del 9 de julio al 4 de octubre y en el Museo de Bellas Artes Gravina de Alicante, del 15 de octubre al 17 de enero de 2016.

Vázquez Díaz

Daniel Vázquez Díaz (Nerva, Huelva, 1882-Madrid, 1969) comenzó a pintar mientras cursaba la carrera de Comercio en Sevilla, tras descubrir la obra de Zurbarán y de El Greco. En 1903 se trasladó a Madrid para consagrarse plenamente a la pintura y copiar a los grandes maestros del Prado, entablando relación con Juan Gris, Solana y Darío de Regoyos. En 1906 viajó a París y trabajó junto al escultor Antoine Bourdelle, conociendo a Picasso, Braque, Modigliani y Max Jacob, entre otros, y asimilando cierto espíritu vanguardista. Desarrolló un estilo personal que mezcla la pincelada constructiva de Cézanne con la estructuración geométrica y en diversos planos del cubismo.

A su regreso a España en 1918, impartió clases, primero en su taller, y después desde la cátedra de Pintura Mural de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, que ganó por oposición en 1932. Se convirtió en uno de los pintores más influyentes de la España del momento, destacando fundamentalmente por su ecléctico magisterio que hizo que entre sus discípulos se encuentren artistas tan dispares como José Caballero, Díaz-Caneja, Rafael Canogar, Cristino de Vera y Rafael Botí.

Discurso expositivo

La exposición que acoge el Museo de Bellas Artes de Castellón, hasta el próximo junio, ofrece una selección de 60 óleos, 11 estarcidos de La Rábida y 12 acuarelas de la misma temática, además de incluir un busto en piedra del maestro de Nerva esculpido por Pérez Mateo.

Articulada de forma cronológica la muestra ofrece cuadros de gran formato junto a otros de menor tamaño para configurar el ideario de este prolífico pintor, dibujante e ilustrador que cuenta con más de 3.500 obras catalogadas.

Otro de los murales realizados por Daniel Vázquez Díaz.
image-185722

Otro de los murales realizados por Daniel Vázquez Díaz.

La selección permite disfrutar de sus retratos, a los que él mismo calificaba como “biografías pintadas”. Según el comisario de la muestra, el periodista y crítico de arte, Carlos García-Osuna “de las 3.538 obras catalogadas de Vázquez Díaz, más de un millar son retratos, reunidos los más notables en Hombres de mi tiempo, personalidades europeas de tres generaciones: la del 98, la de Alfonso XIII y personalidades posteriores a la Guerra Civil”. Son famosos sus retratos de escritores, políticos y científicos, de los que se exhiben los retratos de Calvo Sotelo, José Antonio Primo de Rivera o Vicente Alexandre, además de Jaime Valle Inclán, también pintor e hijo del escritor, Ramón del Valle Inclán.

Se ofrece asimismo una selección de sus paisajes del País Vasco, Madrid, Toledo, La Rábida y sus alrededores como su serie dedicada a la Pedriza de la que se exhibe también algunos ejemplos.

Pero sin duda lo más significativo ha sido poder mostrar esos fragmentos de lo que fue su obra maestra, los murales del Descubrimiento de América del Monasterio de la Rábida.

Descripción de los Murales de La Rábida

Los frescos de La Rábada se articulan en cinco murales. El primero de ellos recoge la llegada de Colón al monasterio de La Rábida, donde le recibe un fraile franciscano. El ¡segundo mural se titula Las Conferencias, y es protagonizado por tres caballeros y los diez frailes, que escuchan en silencio el proyecto colombino.

En el tercer mural ‘Los heroicos hijos de Palos y Moguer’ destacan las figuras frontales de los hermanos Pinzón. El cuarto mural, de grandes dimensiones, titulado ‘Las Naves’ está dedicado a la partida de las tres carabelas. Finalmente el quinto mural, ‘El Pensamiento del Navegante’ muestra a Colón de media figura acompañado por dos desnudos, uno femenino y otro masculino, y según el pintor trató de plasmar la aventura que llevaría al Nauta al descubrimiento de “la tierra virgen soñada”.

Explica Carlos Osuna que “en todos los murales se puede hablar de una síntesis con rasgos del cubismo y del “quattrocento” que alcanzan formulaciones tanto clásicas como modernas”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.