El Consell da luz verde al proyecto de Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia de la Comunitat Valenciana

El pleno del Consell ha aprobado el proyecto de Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia de la Comunitat Valenciana. El texto pretende otorgar el reconocimiento social, el restablecimiento de la dignidad y el honor y la reparación moral de los daños causados a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

La futura norma se basa en la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y se amplían los derechos de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura del general Franco.

Además, el nuevo texto legal tiene una vocación pedagógica, puesto que obliga a la Generalitat a que lleve a cabo iniciativas para el conocimiento de la historia reciente y al fomento de la memoria democrática.

El texto, que ahora se enviará a Les Corts y que cuenta con el dictamen favorable del Consell Jurídic Consultiu, ha tenido en cuenta otras normativas autonómicas como las ya aprobadas en Cataluña, Navarra, País Vasco o Baleares o las que están en tramitación como en Andalucía y Aragón.

Además, la norma se ha diseñado para cumplir con el mandato contenido en los artículos 1.3 y 12 del Estatut d’Autonomia de la Comunitat Valenciana referidos al refuerzo de la democracia y a la obligación de la Generalitat de velar por la protección y defensa de los valores e intereses del Pueblo Valenciano.

La nueva ley regulará las políticas públicas para la recuperación, protección y conservación de la memoria democrática valenciana, pero también articulará una serie de actuaciones para el reconocimiento y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la represión en las tres provincias valencianas. Un reconocimiento extensible también a los familiares de esas víctimas.

Promover los valores democráticos

El objetivo de la ley es promover los valores democráticos mediante el recuerdo y el homenaje a quienes padecieron las consecuencias del conflicto bélico y de la dictadura franquista.

Asimismo, busca recuperar para todas las víctimas tres derechos fundamentales: derecho a la verdad, derecho a la justicia y derecho a la memoria. De esta forma, la norma se articula sobre estos tres derechos más el reconocimiento público y homenaje a las víctimas.

El derecho a la verdad, implica la obligación de las instituciones públicas de investigar, para promover la clarificación de lo ocurrido en relación con las violaciones de derechos humanos durante aquellos años.

La Ley de la Memoria Democrática consagra también el derecho de las víctimas a que se haga justicia y, por ello, es obligación de las instituciones adoptar las medidas que sean necesarias para que las posibles violaciones de los Derechos Humanos no queden impunes.

Además, la ley pretende impulsar el derecho a la memoria democrática como garantía de que aquellos hechos terribles no se repetirán nunca más. Para ello, se debe apostar por una política pública orientada a la consolidación de los valores de la convivencia democrática y llevar a cabo iniciativas en materia de documentación, testimonios, acciones institucionales y sociales para la formación de una memoria crítica y democrática.

Finalmente, el derecho a la reparación y reconocimiento a las víctimas supone por una parte, la obligación de las instituciones públicas de compensar el sufrimiento de las víctimas y por otra, un reconocimiento y homenaje público hacia ellas.

Plan Estratégico de Memoria Democrática

La ley establece que la Generalitat llevará a cabo un Plan Estratégico de Memoria Democrática de carácter cuatrienal, en el que se fijarán las actuaciones a llevar a cabo y se realizará un informe anual sobre los trabajos realizados y que será remitido a Les Corts.

En este sentido, la Conselleria de Justicia ya ha creado una Comisión Técnica de Coordinación para la elaboración de un catálogo de vestigios de la Guerra Civil y la dictadura. Este órgano estudiará y valorará la retirada de estos restos así como los supuestos que determinen la excepcionalidad que haga innecesaria tal acción.

Instituto Valenciano para la Memoria Democrática

La norma también prevé la creación del Instituto Valenciano para la Memoria Democrática, los Derechos Humanos y las Libertades Públicas. Será un organismo autónomo encargado de realizar las labores de estudio, investigación e impulso de las medidas establecidas en la ley.

En él se integra el Consejo Valenciano de la Memoria Democrática, como órgano colegiado consultivo y de participación del movimiento memorialista que opera en la Comunitat Valenciana.

Otras disposiciones

En las disposiciones finales del proyecto de ley se establece un plazo máximo de un año a partir de su entrada en vigor, para proceder a la eliminación de elementos contrarios a los valores democráticos. Por último, se solicita al Consell que requiera al Gobierno de España la creación de una Comisión de la Verdad, al tiempo que prevé la creación de una de ámbito autonómico.

Como novedad se incluye un régimen sancionador a fin de atajar las acciones u omisiones que supongan incumplimiento de las obligaciones establecidas en esta ley, sin perjuicio de otras responsabilidades que pudieran concurrir.

En definitiva, esta Ley pretende cumplir con las obligaciones previstas en el derecho internacional respecto de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, y también con sus familiares. Al tiempo que aspira a profundizar en los principios y valores democráticos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.