3600_Banner_TR_980x90

El Consell aprueba el anteproyecto de Ley para el Fomento de la Responsabilidad Social que persigue impulsar una contratación pública más transparente

19El Consell ha aprobado el anteproyecto de Ley, de la Generalitat, para el Fomento de la Responsabilidad Social.

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha explicado que esta ley tiene como objetivo “impulsar el compromiso de las administraciones públicas de nuestra comunidad y de su sector público, así como de otras instituciones o entidades, para integrar en sus políticas y acciones el concepto de responsabilidad social”.

Según ha indicado Oltra, la responsabilidad social incluye, “como mínimo, los derechos humanos; el comercio justo; las prácticas de trabajo y empleo óptimas, como la formación, la diversidad, la igualdad de género, la salud y el bienestar de los trabajadores; las cuestiones ambientales, como la diversidad, el cambio climático o el uso eficiente de recursos; y la lucha contra el fraude y la corrupción”.

Por su parte, el conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación, Manuel Alcaraz, que ha intervenido en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell para presentar el anteproyecto de Ley de Fomento de la Responsabilidad Social, ha asegurado que se trata de una “nueva herramienta para impulsar una contratación y compra pública más responsable, ética y transparente”.

Para Alcaraz es una norma con la que el Gobierno valenciano “sitúa la responsabilidad social en el centro de las políticas públicas de la Generalitat y que, además, nos convertirá en la segunda autonomía que dispondrá de una ley que regule una materia clave para el cambio hacia un modelo social y económico más justo, sostenible e igualitario por el que apuesta el Govern del Botànic”.

El conseller ha explicado los principales ejes que estructuran la futura ley, entre los que ha destacado el impulso de una contratación pública responsable en los procedimientos de licitación y adjudicación dónde se introducen aspectos sociales, éticos y medioambientales, entre otros.

“El anteproyecto pretende implantar la regla general de que los contratos públicos no se adjudiquen tan solo teniendo en cuenta la oferta económicamente más ventajosa para la Administración, entendida como aquella sólo tenga en cuenta el menor precio, sino a la oferta que suponga una mejor relación coste-eficacia, justamente valorando esas cláusulas de responsabilidad social en la contratación pública”, ha dicho el conseller.

Asimismo, incentiva y favorece la responsabilidad social en el ámbito privado y crea la calificación de “Entidad Valenciana Socialmente Responsable”, que supondrá beneficios en materia de contratación pública, concesión de subvenciones o posibles ventajas fiscales, además de visibilización a través de un distintivo proporcionado por la Generalitat.

También se prevén instrumentos para la participación y la coordinación de estas políticas como la constitución del Consejo Valenciano de Responsabilidad Social y la “Red de Municipios Socialmente Responsables”.

Homenaje al escritor de Monòver

Por otra parte, el Consell ha acordado declarar 2017 como “Año Azorín”, en conmemoración del 50 aniversario de la muerte del escritor de Monòver.

La vicepresidenta ha recordado que José Martínez Ruiz, Azorín, nacido en esta localidad alicantina en 1873, es autor de “una amplísima obra literaria, que incluye narrativa, teatro, ensayo y numerosos artículos de prensa”.

Para la vicepresidenta, Azorín es “uno de los escritores más significativos en lengua castellana nacido en nuestra comunidad”.

Recuperar el talento valenciano

Asimismo, entre otros asuntos, el Consell también ha dado el visto buen al Pla GenT (Generació Talent), con el que se pretende articular un conjunto de actuaciones que favorezcan la incorporación del talento al servicio de los retos sociales y de la actividad económica de la Comunitat Valenciana.

El plan contará con un presupuesto de 45.105.620 euros en el periodo 2017-2018.

A este respecto, Oltra ha hecho referencia a datos del Instituto Nacional de Estadística, según los cuales, España perdió entre 2010 y 2013 más de 11.000 investigadores.

Por lo que respecta a la Comunitat Valenciana, cerca de 22.000 jóvenes valencianos tuvieron que emigrar entre 2009 y 2013. “Se estima que el coste de esta emigración juvenil sobre la economía de la comunidad en los próximos diez años será de más de 8.000 millones de euros”, ha señalado la vicepresidenta.

En este sentido, Oltra ha hecho hincapié en que “el talento es, posiblemente, el activo más importante del que disponen los territorios, por lo que es necesaria una decidida actuación global”.

Por este motivo, el Pla Generació Talent se centra en tres aspectos: recuperar el talento que se ha visto obligado a emigrar para encontrar las oportunidades para desarrollar su carrera profesional e investigadora; retener el potencial capital humano del que dispone la Comunitat Valenciana y que ha de participar en proyectos innovadores que coadyuven en la transformación del modelo económico y ofrecer oportunidades laborales a los jóvenes cualificados que deseen trabajar.

La vicepresidenta ha insistido en que Pla GenT tiene como objetivo “el retorno, retención y atracción del talento para la incorporación a las universidades públicas y a los centros de investigación de la Comunitat Valenciana y del tejido productivo valenciano”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.