3600_Banner_TR_980x90

El Consell abona 35.000 facturas de proveedores destinadas íntegramente a gasto social por importe de 297 millones tras ponerse en marcha el FLA 2017

conseller-Hacienda-Vicent-Soler_EDIIMA20161116_0492_26La Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, a través de la Tesorería, ha cargado hoy para su abono la próxima semana un total de 34.988 facturas de proveedores valencianos, por importe conjunto de 296.634.333,50 euros, todas ellas destinadas íntegramente a gasto social, después de que se haya puesto en marcha para la Comunitat Valenciana el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Así lo ha anunciado el conseller Vicent Soler, quien ha resaltado que la apertura del FLA 2017 “se ha producido tras cerrar con el Ministerio de Hacienda un Plan de Ajuste que, a diferencia del año pasado, no incluye la exigencia de un Acuerdo de No Disponibilidad ni de retenciones de crédito cautelares”.

“No hemos admitido recorte alguno. No lo hicimos el año pasado, cuando inicialmente y desde algunas voces en la Comunitat Valenciana se nos reclamaban tijeretazos de hasta 1.300 millones, y tampoco lo hemos hecho este ejercicio. Los valencianos ya sufrieron mucho entre 2012 y mediados de 2015, y la realidad es que gastamos menos que la media de las autonomías, un dato que tapa muchas voces y que nos carga de razones para nuestra reivindicación de mejora financiera en beneficio de todos los valencianos”, ha recalcado el titular de Hacienda.

Cláusula novedosa de mejora de la financiación

Vicent Soler ha subrayado que, como novedad, el Plan de Ajuste incluye una cláusula acordada con el ministerio que estipula que el Escenario de Evolución Financiera 2016-2018 queda abierto a su revisión por parte de la Generalitat una vez se apruebe el nuevo modelo de financiación autonómica. En concreto, el citado cuadro incorpora una acotación a pie de página con el siguiente texto: “El escenario de ingresos de este plan de ajuste refleja la mejora de ingresos previsible en función de la previsión de crecimiento económico de la Comunitat Valenciana, superior a la media española, y será actualizado de acuerdo al nuevo modelo de financiación, cuyos trabajos iniciales se han iniciado tras la Conferencia de Presidentes Autonómicos celebrada en el mes de febrero de este año”.

De este modo, el Plan de Ajuste es un documento abierto a su revisión con la nueva financiación autonómica que, según el calendario establecido, deberá aprobarse a finales de este ejercicio. La Generalitat reclama que sus efectos alcancen, al menos, desde el 1 de enero de 2017, con lo que incluiría ya este ejercicio y, especialmente, 2018. El plan actualiza las previsiones de ingresos para este año respecto al escenario de octubre de 2016, cuando se presentó el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2017, con factores como el incremento del déficit autorizado del 0,5% al 0,6%, el aumento de las transferencias del modelo derivado de la actualización de las entregas a cuenta previstas en los Presupuestos Generales del Estado o los últimos datos sobre la recaudación tributaria de la Comunitat Valenciana, superiores a los inicialmente considerados. Asimismo, se contemplan compensaciones en Sanidad por la atención a los desplazados.

“El Ministerio de Hacienda actuó, sobre todo inicialmente, con muy poca sensibilidad hacia los intereses de todos los valencianos, que son ciudadanos de primera y no de segunda, como a veces se les trata desde ciertas instancias gubernamentales. Por no hablar de los que van en clase autonómica preferente”, reprocha Soler, quien agrega: “Por eso rechazamos tajantemente los planteamientos iniciales del ministerio, que reclamaban recortes de hasta 1.300 millones. Hasta que no ha asumido una posición que podía ser considerada por nuestra parte, nos hemos negado en redondo, teniendo en cuenta que al final, con su actitud, el ministerio lo que hacía era descargar en las espaldas de los proveedores y empresas valencianas las consecuencias de esa intransigencia”.

“Al final es un chantaje institucional intolerable, en el que hemos tenido que conjugar las necesidades de los valencianos y la negativa a asumir recorte alguno porque los niños, los dependientes o los enfermos valencianos no son menos que los de otras comunidades, a los que el Gobierno ha regalado a espuertas financiación”, asevera el conseller de Hacienda y Modelo Económico. “El Gobierno admite la singularidad valenciana, su infrafinanciación, que es la mayor de España, pero a penas mueve ficha para paliarla”, señala el conseller, que recuerda que hace semanas remitió al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, una carta en la que le exige “transferencias, como tienen otras comunidades, y no préstamos vía FLA”. “Nos prestan nuestro dinero y lo tenemos que devolver con intereses·”, censura.

El abono corresponde al FLA de enero a mayo

El trámite ha permitido abrir la puerta a la autorización para este año de hasta 1.622 millones de euros para pagos a los proveedores a través del FLA ordinario y el extraordinario. En concreto, de los 657,20 millones correspondientes al FLA ordinario del ejercicio (el 0,6% del PIB valenciano); los 874,17 millones de la desviación del déficit de 2016; y los 91,24 millones de la devolución de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009. Al margen, está el FLA que cubre los vencimientos de deuda.

Ahora, de momento, el Ejecutivo central abonará el FLA ordinario de los cinco primeros meses del año que, junto con la citada devolución de las liquidaciones negativas, supone los citados 297 millones de euros para pagar facturas de proveedores. Aparte, hay 1.604 millones en Vencimientos, que no suponen entrada de dinero en caja.

Sanidad concentra el 95,6% de las facturas

De los 297 millones de euros para pagos a proveedores, el 100 % se destinarán a atender servicios públicos fundamentales, tales como educación, sanidad y bienestar social.

Desde la Conselleria de Hacienda se han cargado ya esta tarde las facturas en la plataforma habilitada por el Ministerio de Hacienda, abierta hacia las tres de la tarde. De las 34.988 facturas cargadas, más del 95,6% (33.120 facturas) corresponden a pagos en materia de sanitaria, “lo que revela el fuerte compromiso del Consell en mantener la atención a los ciudadanos en servicios públicos fundamentales y, en concreto, en sanidad”, ha señalado Vicent Soler.

Si se atiende al desglose según las cantidades que se van abonar, los pagos a proveedores en materia de Sanidad, tanto del ejercicio corriente como de ejercicios anteriores suponen el 58% del total (170,6 millones), mientras que los pagos en concepto de Farmacia alcanzan los 116,3 millones (39%).

Asimismo, también se abonarán facturas por importe de 5 millones en el área de Educación, pagos de 3,7 millones a entidades locales destinados a gasto social y abonos por importe de 820.000 euros en materia de Igualdad. Las facturas serán abonadas a través del FLA la próxima semana.

Pagos a centros de menores, educación, sanidad y atención social

Entre los pagos susceptibles de ser incluidos en el FLA figuran, entre otros, los relativos a conciertos sanitarios, educativos y de servicios sociales, pagos a los centros de enseñanza pública de todos los niveles, pagos relativos a menores y mujeres, transferencia a programas para personas con discapacidad, para personas y familias, transferencias corrientes a colegios de farmacéuticos, contratos de obras, servicios y suministros y transferencias a corporaciones locales.
Asimismo, la disposición de FLA permitirá a la Conselleria de Hacienda liberar tesorería para realizar, también la próxima semana, el abono de facturas relativas a los centros de menores, pagos de la enseñanza pública y concertada o comedor y transporte escolar, entre otros.

Al respecto, Vicent Soler ha reiterado la necesidad de disponer de un nuevo modelo de financiación que nos dote de los recursos que nos corresponden y que nos permita acabar con el FLA y “dejar de depender de la respiración asistida del Estado”. “En el actual contexto, el FLA es necesario pero supone una doble estafa, primero porque es un crédito y segundo porque supone un aumento de la deuda que tenemos”, ha señalado.

Los proveedores pueden consultar en la plataforma habilitada por la Generalitat en www.hisenda.gva.es las facturas que les afectan y comprobar que todos los datos son correctos. Así, simplemente introduciendo el NIF del proveedor y el importe bruto o líquido de una de las facturas pendientes, se tendrá acceso al resto de datos tales como estado en que se encuentra esa factura, referencia de la misma o entidad con la que el contratista tiene el derecho de cobro, entre otros.

Ferrando: “Montoro juega con los valencianos”

Por su parte, la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, ha señalado que “el señor Montoro juega con los valencianos, pero la paciencia tiene un límite. Nuestro problema de liquidez vienen generado por un sistema de financiación autonómico profundamente injusto con los valencianos”.

“Somos la única comunidad autónoma con una renta por cápita inferior a la media que resulta aportadora neta en las balanzas fiscales. Para cubrir las necesidades básicas de los cinco millones de valencianos y valencianas, para pagar a nuestros proveedores y prestar los servicios públicos que tenemos transferidos, el Gobierno de España nos concede FLA, pero que nadie se engañe: el Fondo de Liquidez Autonómico es una estafa. Es un préstamo que el Gobierno nos hace con nuestro propio dinero y que tendremos que devolver con intereses”, ha manifestado Clara Ferrando.

“Como secretaria autonómica de Hacienda, ya me gustaría que el Gobierno de España actuara con el Gobierno valenciano con la misma lealtad institucional con la que nosotros actuamos con el Gobierno español. Hemos hecho bien los deberes, pero no podemos cumplir con el plazo medio de pago a proveedores si no nos llega el dinero que nos niegan una y otra vez”.

Asimismo, Clara Ferrando ha indicado que “hasta que se apruebe un sistema de financiación autonómico justo, hasta que se nos reconozca la deuda histórica que el Estado tiene con las valencianas y los valencianos por tantos años de maltrato, estamos obligados a aceptar el FLA, que para nosotros es un regalo envenenado. Engorda nuestra deuda y, al mismo tiempo, es el instrumento de un chantaje inaceptable. Somos una comunidad intervenida de facto”.

“Nuestros proveedores no pueden depender de la arbitrariedad del Ministerio de Hacienda para cobrar. Ellos no tienen por qué pagar el chantaje al que el Gobierno de Rajoy somete a la Generalitat. Exigimos del ministro Montoro que el Fla tenga una periodicidad fija que no estrese nuestra tesorería y que nos cobre un tipo cero de interés para esa transferencia de liquidez. Una calendarización de los pagos del FLA, al menos, nos permitiría trabajar con cierta previsión y no vivir siempre pendientes de la voluntad arbitraria del ministerio. Detrás de cada factura que tardamos en pagar o una subvención que llega con retraso hay gente que sufre. Nosotros somos conscientes; el Gobierno de España parece que no”, ha puntualizado la secretaria autonómica de Hacienda.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.