El Consejo de Administración de EIGE aprueba el Plan de Alquiler Asequible para las viviendas de la Generalitat

151204_Consejo_Administracion_EIGE
image-276834

El Consejo de Dirección de la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) ha aprobado la reducción de las rentas de alquiler en las viviendas de propiedad de EIGE, adaptándose así a la situación socioeconómica de cada familia. La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha presidido el Consejo donde ha estado también la directora del EIGE, Blanca Marín.

La medida incluye la reducción del importe del alquiler en función de las circunstancias económicas actuales de las familias residentes en inmuebles propiedad de EIGE, estudiando la situación caso por caso. La previsión es que se empiece a aplicar en el primer trimestre de 2016.

El nuevo Consell pretende corregir la fórmula aplicada por el anterior gobierno, con un procedimiento más justo que tenga en cuenta la situación económica real de las familias, ya que, ha podido variar desde que accedieron al arrendamiento. De esta manera se favorecerá el acceso a una casa a las familias que no pueden acceder a una vivienda en condiciones normales del mercado.

En la reducción de las rentas se estudiará las circunstancias económicas de las familias, partiendo de los ingresos ponderados de la unidad familiar, según el número de miembros y la zona geográfica donde se encuentre la vivienda.

Por ello, para un IPREM menor o igual a 1,5 (familias con ingresos de hasta 11.182 euros anuales), la renta del alquiler a pagar, incluidos gastos de comunidad, no superará el 25% de los ingresos ponderados.

Mientras, para un IPREM mayor de 1,5 y menor o igual de 2,5 (rentas entre 11.182 y 18.637 euros anuales), el alquiler, incluidos gastos comunitarios, será como máximo del 30% de los ingresos ponderados.

Por último, para un IPREM superior a 2,5 (familias con ingresos superiores a 18.637 euros al año), la renta del alquiler, sin incluir gastos de comunidad, será inferior al 30% de los ingresos ponderados.

Hay que destacar que para las rentas más bajas se ha incluido también en el cálculo los gastos de comunidad teniendo en cuenta que el gobierno del PP construyó viviendas protegidas muy caras, con precios de venta y alquiler que en ocasiones superaba el precio de mercado y con unos elevadísimos costes de mantenimiento. En algunas de estas promociones, sus residentes deben destinar más de 60 euros mensuales para gastos comunitarios, una situación que ahora se pretende acabar.

Esta acción se aplicará a 1.068 viviendas en la Comunitat. Hay que tener en cuenta que estas promociones tienen una elevada tasa de desocupación, más del 45%, y una tasa de morosidad que alcanza el 14%.

En el Consejo de Dirección también se ha tratado el inicio de los trámites para modificar el régimen de tenencia de la vivienda protegida en propiedad de EIGE. De esta manera, ya se están tramitando los ajustes normativos necesarios para modificar el régimen de uso de sus viviendas para que, indistintamente, puedan estar a disposición tanto en régimen de venta, alquiler o alquiler con opción a compra, según las necesidades que presente cada caso concreto.

Así, la Generalitat está aplicando medidas dirigidas a generar la ocupación de todas las viviendas vacías que son de su propiedad ante la situación que viven muchos colectivos con dificultades económicas que no pueden acceder a una vivienda.


Leave a Reply

Your email address will not be published.