El conflicto en Ucrania obliga a más personas a abandonar sus hogares

 

© ACNUR/I.Zimova. Una familia ucraniana con sus pertenencias tras llegar a Kiev en tren. Han huido de la violencia en el este del país.

© ACNUR/I.Zimova. Una familia ucraniana con sus pertenencias tras llegar a Kiev en tren. Han huido de la violencia en el este del país.

 Los enfrentamientos actuales en el este de Ucrania, concretamente en las ciudades de Donetsk, Lugansk y otras localidades próximas, está llevando a más personas a huir de sus hogares y está aumentando la necesidad de ayuda humanitaria.

 El número de personas desplazadas dentro de Ucrania prácticamente se ha duplicado en las últimas tres semanas. A fecha de 1 de septiembre, ACNUR estima que 260.000 personas están desplazadas, en comparación con las 117.000 del pasado 5 de agosto.

La mayoría de los desplazados (el 94%) son del este de Ucrania y se han trasladado a las regiones de Donetsk, Járkov y Kiev. ACNUR cree que el número real de desplazados es mayor, ya que muchas personas se están alojando con familiares y amigos y no se registran ante las autoridades.

Debido a la inseguridad, los actores humanitarios no han podido evaluar la situación de las personas desplazadas en la región de Lugansk. ACNUR tiene previsto llevar a cabo una misión de investigación a finales de esta semana si la situación lo permite. A fecha de 1 de septiembre, 2,2 millones de personas permanecían en zonas de conflicto, según las autoridades ucranianas.

El número de personas que están usando los tres “corredores” habilitados por las autoridades ucranianas para huir de las zonas en conflicto está disminuyendo, sobre todo debido a los incidentes recientes en los que civiles han perdido la vida a causa de ataques. Desde finales de julio unas 6.000 personas habrían huido a través de estos corredores.

Desde el pasado martes, en la región de Donetsk, las autoridades locales han informado de que unas 10.000 personas han abandonado Mariupol hacia Zaporiyia, Berdiansk y otras localizaciones tras las actividades militares de las fuerzas antigubernamentales en Novoazovsk.

Los continuos bombardeos han dejado a la población de las zonas en conflicto con un acceso limitado al agua, los alimentos y otras necesidades básicas. En Donetsk, Makiivka y Gorlovka, las autoridades regionales estiman que hay 20.000 personas con discapacidad y en necesidad de ayuda. En Lugansk, los habitantes no cuentan desde hace un mes con un abastecimiento correcto de agua y alimentos y están haciendo frente a cortes de electricidad y problemas en las comunicaciones. Los edificios y carreteras están gravemente dañados, lo que lastra los esfuerzos por ofrecer ayuda humanitaria. En Yasynuvata, unas 150 personas -muchas de ellas de edad avanzada- habrían encontrado refugio en sótanos sin electricidad.

Los nuevos desplazados están llegando con limitados recursos y dependen más de las ayudas, por lo que se necesitará asistencia adicional a medida que se aproxime el invierno.

Después de que el gobierno ucraniano retomara el control de varias ciudades en la zona norte de Donetsk a comienzos de julio, muchos desplazados internos regresaron rápidamente. Por ejemplo, unos 20.000 desplazados regresaron a Sloviansk desde otras zonas de Donetsk. Las autoridades locales de Sloviansk estiman que aunque aproximadamente el 40% de la población se desplazó durante el punto álgido de las hostilidades, la gran mayoría (hasta el 90%) han regresado a sus hogares. El pasado sábado 27 de agosto, un equipo de ACNUR vio largas filas de coches –muchos con niños- esperando en los puntos de control para entrar en la zona de Sloviansk desde el norte. Parece que los retornos se están acelerando de cara al inicio del año escolar.

En cuanto al desplazamiento externo, el número de ucranianos que han solicitado el estatuto de refugiado o el asilo en la Federación Rusa ha aumentado en casi 66.000 durante agosto. Según el Servicio Federal de Migración de la Federación Rusa, 121.190 ucranianos han solicitado el estatuto de refugiado o el asilo temporal desde el 1 de enero.

Desde finales de julio, las “cuotas de asilo temporal” establecidas en varias regiones –entre ellas Moscú, San Petersburgo, Rostov y Chechenia- ya se han alcanzado, lo que significa que los ucranianos tendrán que solicitar asilo en otras regiones. Además, 138.825 ucranianos han solicitado otras formas de estancia legal como permisos de residencia temporal o permanente o solicitudes bajo el programa de “reasentamiento de compatriotas”.

Un mayor número de ucranianos está llegando a Rusia bajo un régimen entrada sin visados. Según las autoridades rusas, unos 814.000 ucranianos han entrado al país desde el 1 de enero de este año. Esta cifra incluye a las personas que han solicitado refugio o asilo temporal, así como otras opciones de residencia.

La mayoría de los ucranianos que están llegando a Rusia están viviendo con familiares, amigos o buscan alojamiento en casas particulares, ya sea con familias de acogida o alquilando apartamentos por su cuenta. Las autoridades rusas han adoptado varias regulaciones para facilitar la estancia temporal de los ucranianos que llegan a su territorio.

ACNUR sigue apoyando al gobierno local y a la sociedad civil y sigue enviando asistencia directa a los más vulnerables. Hasta la fecha, la Agencia ha distribuido más de 150 toneladas de ayuda humanitaria en las regiones de Donetsk y Járkov, que acogen a más de 100.000 personas desplazadas. ACNUR también ha coordinado la distribución de alimentos ofrecidos por distintas fundaciones.

Un total de 4.106 ucranianos han pedido asilo en la UE entre enero y julio de 2014, frente a las 903 solicitudes que se produjeron en todo el 2013. Muchas solicitudes de asilo de ucranianos se produjeron en Polonia (1.082), Alemania (556) y Suecia (500). Además, 380 ucranianos han solicitado asilo en Bielorrusia a fecha de 1 de septiembre.

Valencia Noticias /  (ACNUR/UNHCR)

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.