El CJC prohíbe al Ayuntamiento paralizar las obras del Palau del Temple

 

image_content_4280391_20160122153343
image-306567

Las obras de recuperación y restauración del Palau del Temple, sede de la Delegación del Gobierno de España, cumplirán todos sus plazos y estarán acabadas a finales de este año. Un informe aprobado por unanimidad del Consell Jurídic Consultiu (CJC) de la Comunitat Valenciana frena en seco las pretensiones del Ayuntamiento de Valencia de paralizar las obras que hubiera retrasado el proyecto de recuperación de un monumento del patrimonio histórico del Estado.

El Gobierno central dio ayer a conocer este dictamen que desacredita los argumentos del Gobierno local para detener la rehabilitación del emblemático edificio. El pasado mes de octubre, el Consistorio capitalino se precipitó, tal y como se ha visto ahora, y revocó parcialmente la licencia de obras alegando que el proyecto planteado por la Delegación no se ajustaba a la normativa vigente ni a lo que marcaría la futura clasificación de Bien de Interés Cultura (BIC) del Temple.

Ahora, la resolución del CJC, que es «totalmente vinculante», según aseguran desde la entidad estatal, recoge que «no procede la revisión de oficio para la declaración de nulidad parcial de la licencia concedida por el Ayuntamiento de Valencia el día 29 de enero de 2009 a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana para la reforma, rehabilitación y construcción del edificio del Palacio del Temple».

Más gasto para las arcas públicas

De esta forma, avala el informe del Instituto del Patrimonio Cultural de España que considera al proyecto de reforma y restauración «adecuado a la conservación del conjunto y a la necesidad de accesibilidad requerida a un edificio destinado al uso público».

Tras hacerse público el fallo, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, explicó que la paralización que quería llevar adelante el Ayuntamiento afectaba a una importante parte de las obras como el edificio servicios y de oficinas, así como los sistemas de accesibilidad para las personas con discapacidad, por lo que «haber modificado el proyecto hubiera supuesto un perjuicio para las arcas públicas y ponía en riesgo la conservación de los restos arqueológicos».

Asimismo, sobre la vivienda del delegado, recordó que fue el delegado del Gobierno del PSOE en el año 2007, Antonio Bernabé, actualmente uno de los altos cargo del gobierno de Ribó, quien planificó una vivienda en el Palacio del Temple.

«Bernabé no sólo aprobó la construcción de la misma, sino también quien solicitó la licencia de obras que ahora querían cuestionar sus propios socios de Gobierno».


Leave a Reply

Your email address will not be published.