El ciclón Winston deja al menos 20 muertos y graves daños en Fiji

Cientos de casas han sido derruidas por el ciclón Winston a su paso por Fiji EFE HO

Agencias El ciclón Winston ha dejado al menos 20 muertos, cientos de casas derruidas o dañadas y grandes destrozos a su paso por Fiji, país del Pacífico sur habitado por 810.000 personas que atravesó este fin de semana con vientos de 230 kilómetros por hora.

“Serán necesarios un día o dos antes de que tengamos una imagen real de cuánta destrucción ha sido causada”, ha explicado Anna Cowley, representante la ONG CARE, en un comunicado enviado a los medios, en el que cita como fuente al Gobierno de Fiji.

Las precipitaciones continúan, aunque el ciclón se aleja por el oeste, las principales carreteras del país siguen cortadas y muchas localidades permanecen incomunicadas. El aeropuerto de Suva ha reabierto esta jornada, pero solo para servicios de urgencia. El 87% de la población de Fiji reside en las islas de Viti Levu y Vanua Levu.

El primer ministro del país, Frank Bainimarama, ha dicho que su Gobierno trabaja sin descanso para restablecer los servicios básicos, reparar los daños y rehabilitar las carreteras. Además, en un mensaje televisado, ha pedido a sus ciudadanos permanecer “unidos” para “afrontar este desastre”.

Las autoridades también trabajan en proporcionar cobijo, agua y servicios sanitarios a los damnificados, que tienen a su disposición 758 centros de acogida.

“La proporción de la destrucción es absolutamente masiva y es muy pronto aún para decir cuántos hogares han sido destruidos por la tormenta”, ha explicado Susan Slattery, de la Cruz Roja australiana, al medio australiano 9News desde Suva.

Sin agua potable ni servicio eléctrico

Miles de personas se encuentran sin servicio de agua potable en Suva, donde habitan unas 74.500 personas, y Nasinu, un área urbana al noreste de la capital con unos 50.200 residentes. La Autoridad del Agua ha informado a estos afectados de que “el restablecimiento del servicio de agua tardará por lo menos una semana“, al tiempo que ha señalado que hay numerosas localidades de las que todavía no saben nada.

El 80% de la población del país carece de servicio eléctrico, aunque un tercio dispone de alguna forma de generador, según la Oficina Nacional de Respuesta a los Desastres citada por la televisión neozelandesa.

Viti Levu está sin luz y las bombas de agua no funcionan. En este tipo de emergencias, se trata de una carrera contrarreloj para llevar auxilio a los que lo han perdido todo y garantizar la sanidad y un lugar seguro a las familias”, ha confirmado la representante de la ONG CARE.

El Gobierno de la nación declaró el toque de queda y el estado de desastre natural en toda la nación antes de que tocase tierra el Winston, que entró al país por el este. La Oficina Nacional de Respuesta a los Desastres informó de que el toque de queda se levantará el lunes.

El servicio de transporte público ha reiniciado ya este lunes sus operaciones, mientras universidades y centros de educación primaria y secundaria continúan cerrados.

El ministro de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda, Murray McCully, ha anunciado en su país el envío de un avión con primeros auxilios y un fondo de 170.000 dólares neozelandeses (101.271 euros) para que organizaciones como Unicef o Rotary puedan asistir a los damnificados, según la emisora Radio New Zealand.

Australia también ha ofrecido asistencia, incluido un avión de vigilancia para evaluar la situación en las zonas incomunicadas más remotas, de acuerdo con la cadena australiana ABC.


Leave a Reply

Your email address will not be published.