El cementerio de neumáticos de Seseña fue declarado ilegal en 2003

 

El vertedero de neumáticos más grande de Europa, el que está ardiendo desde este viernes en Seseña (Toledo), se remonta a 1990 como depósito temporal. En 2003 un juzgado lo declaró ilegal por no respetar las normas medioambientales y la empresa que lo explotaba lo abandonó en 2010. “El propietario antiguo está desaparecido, incluso tiene una sanción policial que no cumple, porque está desaparecido en paradero desconocido”, explica el consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada. Desde entonces el Ayuntamiento de Seseña trata de reciclarlos, a través de otras empresas, aunque los vertidos acabaron invadiendo también el término municipal de Valdemoro en Madrid.


Leave a Reply

Your email address will not be published.