El CD Castellón sacó tres puntos con remontada incluida (2-3)

DSC_0045(1)
image-257058
El CD Castellón sacó tres importantísimos puntos tras una antológica victoria con remontada incluida (2-3) al Elche Ilicitano, rival que ocupaba y ocupa puestos de promoción de ascenso a Segunda División B. Pese a marcharse en el descanso con un adverso 2-0, los jugadores tiraron de amor propio y lograron la victoria en el tiempo de descuento. Comenzó Guille Vázquez abriendo el marcador, para que después Charly Meseguer y Antonio rubricaran la faena en el suspiro final.

El equipo de La Plana regresaba a la Ciudad Deportiva “Diez Iborra”, donde la temporada pasadaEl CD Castellón sacó tres importantísimos puntos tras una antológica victoria con remontada incluida (2-3) al Elche Ilicitano, rival que ocupaba y ocupa puestos de promoción de ascenso a Segunda División B. Pese a marcharse en el descanso con un adverso 2-0, los jugadores tiraron de amor propio y lograron la victoria en el tiempo de descuento. Comenzó Guille Vázquez abriendo el marcador, para que después Charly Meseguer y Antonio rubricaran la faena en el suspiro final.

El equipo de La Plana regresaba a la Ciudad Deportiva “Diez Iborra”, donde la temporada pasada se proclamó campeón autonómico de la Copa RFEF y, tras el mal trago en Castalia frente al Orihuela, los de Kiko Ramírez (quien cumplió en la grada su segundo partido de sanción) buscaban cambiar la dinámica de las últimas semanas.

Durante los primeros veinte minutos, franjiverdes y albinegros midieron fuerzas en busca del gol. El Castellón llevaba el control del partido, y las mejores ocasiones habían llegado por obra del buen juego de los castellonenses. No obstante, de todos es sabido que en el fútbol las matemáticas dejan de ser ciencias exactas, y en una jugada por la banda izquierda del equipo local que parecía carecer de peligro, el esférico terminó siendo cabeceado por Nuha, que pese a la estirada de Álvaro Campos terminó en el fondo de la portería. El Castellón no perdió el tiempo en lamentaciones y, al minuto siguiente, Antonio intentó empatar el partido en una eléctrica pared entre Gaizka Saizar en Pruden, sin éxito.

Los ‘orelluts’ no tiraron la toalla y siguieron trabajando en busca del empate. Pese a los esfuerzos, en el minuto 26 Iván Agudo cazó en la frontal el balón y anotó un golazo por la escuadra derecha poniendo el 2-0 en el luminoso que cayó como agua helada entre los albinegros. Era un querer y no poder, además de que el resultado no mostraba fielmente lo que de verdad se estaba viendo en el verde: en dos jugadas aisladas, el Ilicitano se había hecho con un sentenciante 2-0 mientras que el partido parecía estar controlado por el Castellón.

Con este endemoniado marcador se marcharon ambos equipos a vestuarios. Kiko Ramírez introdujo a Jesús y retiró a Ramos para afrontar los siguientes 45 minutos. El segundo tiempo arrancó con un tremendo susto para el equipo castellonense, ya que un felino Álvaro Campos adivinó las intenciones de un atacante del filial del Elche, agachándose el meta valenciano a por un envenenado balón raso que iba recto hacia la portería por el lado izquierdo. Pocos minutos después, Antonio cabeceó un córner botado por Pruden y casi vio portería.

Corría el minuto 75 y el CD Castellón todavía perdía por 2-0. En un córner a favor del Castellón, el balón terminó tocando las manos de Iván Agudo y el árbitro pitó penalti a favor de los albinegros. Gaizka Saizar se encargó del lanzamiento, pero el guardameta ilicitano le adivinó las intenciones y detuvo la pena máxima.

El técnico albinegro apuró los cambios buscando la remontada introduciendo, primero, a Rubén Fonte por Gaizka Saizar y, pocos minutos después, a Charly Meseguer por Marc Castells. Comenzó el éxtasis de los ‘orelluts’ con Guille Vázquez abriendo la lata para los castellonenses tras un pase magistral de Rubén Fonte. Se cumplió el minuto 90 y, todavía con 2-1 en el electrónico, el colegiado añadió 5 minutos que daban esperanzas a los de Castalia por, al menos, empatar el encuentro. Era, como mínimo, lo más justo. Charly Meseguer cazó una prolongación de Antonio desde la frontal y el de Vila-real anotó un golazo para quitarse el sombrero. Ya cuando el árbitro comenzaba a mirar de reojo su reloj, Antonio impuso su altura y bajó un balón aéreo para, tras girarse y encarar portería, estrenarse como goleador albinegro con, sin duda, el gol más importante de las últimas semanas por el significado que connotaba.

Pitido final y el amor propio de los jugadores se vio recompensado con una mágica remontada con un precioso broche final. El CD Castellón había ganado el partido. ¡Ver para creer! Porque si algo se ha de hacer ahora es creer en este equipo que, tras unas semanas agridulces, muestra atisbos de esperanza


Leave a Reply

Your email address will not be published.