El cardenal Cañizares pide perdón a los refugiados y denuncia un “linchamiento” hacia su persona

descargaEl arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha pedido perdón a los refugiados por sus palabras del pasado miércoles, cuando se preguntó si la “invasión de emigrantes” que se está produciendo, a su juicio, en Europa “es todo trigo limpio”. Lo ha hecho en una nota difundida este viernes en la que denuncia el “linchamiento” que, en su opinión, ha sufrido en los últimos días y en la que asegura que sus palabras se malinterpretaron.

Cañizares ha pedido perdón a los “refugiados, perseguidos y emigrantes venidos a España en los últimos meses” -muy queridos para él, asegura- “si tales declaraciones les han podido producir algún daño por la opinión pública que se ha intentado crear”.

Antonio Cañizares señala también que los refugiados saben que su posición no es la que han reflejado los medios estos días: “Siempre han tenido y tendrán en mí a un hermano que los acoge y defiende, que comparte su tragedia, y que no voy a disminuir para nada ni mi ayuda personal, ni la ayuda institucional de la diócesis”.

El cardenal cuestionó el pasado miércoles que todos fueran “trigo limpio” durante su intervención en un desayuno del Fórum Europa-Tribuna Mediterránea, en el que pidió “prudencia” a los gobiernos porque la crisis de refugiados podía ser el “caballo de Troya dentro de las sociedades europeas”.

Cañizares se preguntó por cómo quedaría Europa dentro de unos años, señaló que no se podía “jugar con la historia ni con la identidad de los pueblos” y aseguró que perseguidos venían “muy pocos”.

A raíz de sus declaraciones, la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado presentó este jueves una denuncia ante la Fiscalía por considerarlas “apología del odio”.

Denuncia un “linchamiento” y la “manipulación” de su pensamiento

En el comunicado difundido este viernes por el Arzobispado de Valencia, el cardenal asegura que sus palabras en el coloquio “se han magnificado” e “interpretado incorrectamente” y que ha sufrido un “verdadero linchamiento” con la “manipulación” de su pensamiento, de sus palabras y de su corazón.

¿Se puede decir en verdad que soy un xenófogo, que soy un racista?

“¿Se puede decir en verdad, por ejemplo, que soy un xenófogo, que soy un racista, que soy de la extrema derecha, o que mantengo una posición contraria a la de la Conferencia Episcopal Española (CEE) o a la del papa Francisco?”, se pregunta Cañizares.

El arzobispo de Valencia se responde señalando que puede asegurar “con toda verdad y firmeza” que se encuentra en “comunión plenísima” con el papa y en “total comunión y sintonía” con la CEE.

Cañizares señala que el pensamiento que le atribuyen los medios no es el suyo. “Nada más lejos de mí que lo que se me achaca. Si hay una sensibilidad, desde que soy sacerdote, en mi vida, es mi inclinación a los pobres, gracias a Dios”, subraya.

En este sentido, argumenta que así lo confirman sus escritos sobre el drama de los refugiados, inmigrantes y perseguidos; sus obras “a favor de los pobres y de combatir la pobreza”; y sus “conversaciones y ofrecimiento de colaboración y disponibilidad total” a las autoridades de Valencia.

El cardenal Cañizares insiste en que se tenga “prudencia”

Cañizares explica en el comunicado que con la expresión “no todos los que llegan son trigo limpio” no ha quería descalificar a todos los refugiados, huidos, inmigrantes o perseguidos, sino “defenderlos” porque no les favorece a la “inmensa mayoría, muy inmensa, de ellos”.

“No tengo ninguna prevención; solo afirmo que se tenga prudencia; no digo más que lo que dijo el papa: “Existe el peligro de la infiltración, eso es cierto”. Y añado que hay que defender la identidad y la historia de Europa y de España misma y prevenir; no creo que esto sea reprobable.

El cardenal asegura que los hechos, las “informaciones veraces” de las que dispone y la Unión Europea, en la cumbre celebrada anoche, han confirmado sus preocupaciones.

El obispo auxiliar señala que Cañizares alertó de los yihadistas

En un comunicado remitido horas antes que el de Cañizares, el obispo auxiliar de Valencia, Esteban Escudero, ha asegurado este viernes que “la intención” que tenía el cardenal al referirse a lo que denominó “invasión” de refugiados en Europa fue “prevenir sobre la posibilidad de infiltraciones de militantes yihadistas” entre ellos, informa Efe.

Escudero señala que “el contenido de las graves acusaciones de xenofobia vertidas contra el cardenal Cañizares no se ajustan en absoluto a la verdad de su pensamiento”.

El obispo auxiliar recuerda también cómo Cañizares “dio instrucciones en su día a Cáritas Diocesana de acoger al máximo el cupo de refugiados que las autoridades civiles solicitan a la Iglesia en Valencia”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.